Con una serie de éxitos más temas inéditos incluidos en su “Primera Fila”, Yuri deleitó a sus seguidores en Puebla, a través de un concierto que tuvo lugar en el auditorio del Complejo Cultural Universitario (CCU), ante alrededor de 3 mil asistentes. La jarocha consentida se dijo alegre y estar bien en esta etapa de su vida, en que va de la mano de Dios.

Entre juegos de luces y con los primeros acordes de “¿Es ella más que yo?”, Yuri dio fin a la espera de su audiencia cuando en reloj marcó las 21:10 horas. Enfundada en un largo vestido plateado, la intérprete inició la velada que se extendería por más de dos horas entre músicos, coros, bailarines y múltiples cambios de vestuario en tonos plata, negro, rojo y blanco.

“Es un placer estar con todos ustedes. Gracias. Muchas gracias por citarse hoy aquí, les gradezco infinitamente, no les voy a fallar. Gracias a los empresarios que de nueva cuenta creen en mí para traerme año con año, con cada show nuevo. Dense un aplauso, que la pasen muy bonito”, fueron las primeras palabras de la noche.

“Déjala”, “Esperanzas”, “Amiga mía”, “Qué te pasa” y “Detrás de mi ventana”, fueron los siguientes temas de la lista, todo ellos, dijo Yuri al público, incluidos en su CD más DVD “Primera Fila”, con duetos con gente joven como Carlos Rivera y Matisse, y de su época como Pandora, Mijares y Carlos Vives.

Así llegó “Perdón”, primer sencillo y uno de los temas inéditos del álbum que la mantiene de gira; “¿Y tú cómo estás?”, tema que refleja cómo Dios la transformó; “Yo te pido amor”, en una destacada versión ranchera; “Maldita primavera”, uno de sus más grandes éxitos y “El espejo”, canción que casualmente primero fue éxito y luego sonó en la radio.

Al interpretar “Quién eres tú”, Yuri se conmovió hasta las lágrimas ante la fuerte ovación del público, que no dejo de reconocer su calidad vocal. “La vida es una sola”, también inédito de su “Primera Fila” y “Cuando baja la marea”, un tema de los 80 en una atractiva versión con ritmos latinos, antecedieron al homenaje que Yuri le rinde a Juan Gabriel, con quien dijo, tuvo la fortuna de convivir.

Entre cada interpretación Yuri compartió mensajes son sus fanáticos, algunos en tonó pícaro obedeciendo a su descendencia jarocha y otros acerca de cómo logró transformar una vida de vanidad y excesos, en una llena de paz.

“Cuando uno tiene esa fe, esa esperanza, pase lo que pase, tú sigues caminado porque sabes que vas de la mano de alguien, que es el creador y que siempre te va a dar esa esperanza, esa fe, esa paz”. Concluyó que es una mujer contenta, con una familia, una hija hermosa, con el privilegio de seguir cantando y de tener a su público cautivo.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre