Uber y Cabify nos vendieron seguridad, pero ha sido una verdadera burla, exclamó el vicepresidente de la Red Mexicana de Franquicias, Roberto Esquivel Ruiseco, quien demandó se apliquen controles de confianza tanto a permisionarios como aplicaciones, que garanticen la seguridad de usuarios de transporte.

Refirió que es necesario que se realicen pruebas psicológicas a cada uno de los conductores del servicio público de transporte, sin importar si provienen de una plataforma o de permisionarios.

Postuló pruebas toxicológicas fidedignas, que sean reales, no solamente orina, sino de sangre.

Ello además de revisar discrepancias en movimientos económicos y referencias personales.
Estimó que hay un diálogo de sordos entre aplicaciones y permisionarios de taxis, pues mientras que Uber pide no se les apliquen licencias de carácter mercantil, los taxistas ofrecen blindar que no haya ilícitos pero mantienen sus unidades en mal estado.

Refirió que un punto positivo se relaciona con el planteamiento del Ejecutivo del estado de Puebla, Tony Gali, en el sentido de que las aplicaciones entreguen sus padrones de operadores y se apliquen otras medidas de seguridad.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre