Huaquechula. La animas benditas llegaron a este municipio en punto de las 14 horas y aunque las campanas del exconvento franciscano no sonaron en este 2017 el incienso, el copal y los pétalos de cempasúchil les guiaron hacia cada uno de los hogares donde los esperaban sus familiares.

Dos caras tiene esta tradición mexicana en Huaquechula, la de las ofrendas nuevas y las ofrendas viejas. Las primeras son las que reciben a los turistas las segundas las que sólo importan a los familiares que extrañan a ser difunto. Importantes ambas para los huaquechulenses.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

 

LAS OFRENDAS NUEVAS

Son, en este año, 39 las familias que vieron partir a sus seres queridos de diversas formas y como indica la tradición merecen una ofrenda nueva, un altar de siete niveles que lleve sus alma al cielo.

Y cono cada año los familiares de los fieles difuntos prepararon sus casas, no sólo para recibir a los que ‘pasaron a mejor vida‘ si no también a los cientos de turistas que se dieron cita en esta localidad.

Porque ni el sismo logró suspender una tradición milenaria, por el contrario, la hizo más viva que nunca, ya que además de la apertura de los altares, se orquesta en torno el primer festival de los muertos el cual tiene como objetivo ayudar a la reactivar la económica del municipio.

En esta ocasión en el recorrido oficial por las ofrendas de la cabecera municipal se contó con la presencia del secretario de turismo en el Estado, Roberto Trauwitz Echeguren, quien tras visitar al menos cuatro altares reconoció la labor de los huaquechulense por no dejar morir esta tradición que los caracteriza no sólo en la entidad poblana si no en México.

“Esto demuestra que Huaquechula esta de pie y que sigue adelante,  veo un presidente municipal que ha visto en sus tradiciones la fuerza, veo una gente muy orgullosa, muy de puertas abiertos y siendo grandes anfitriones”, mencionó el funcionario estatal.

Reconoció que sin duda hay afectaciones por el sismo del 19 de setiembre y en Huaquechula esta uno de los exconvento se más dañados, pero aseguró ya se esta trabajando la reconstrucción, de entrada en el apuntalamiento del mismo.

Indicó que con esto que sucede hoy en este municipio quedó claro que las afectaciones fueron materiales, en cambio, a las familias, a las personas las unió más.

Por su parte el alcalde Edwin Mora Caballero, señaló que es importante la preservación de tradiciones como esta pero sobre todo es importante el respeto hacia las misma.

Recordó que todos los hogares en Huaquechula que hoy y mañana reciben a sus fieles difuntos merecen respeto, respeto en los tiempos, respeto en su dolor, porque en este municipio a creencia fuerte es la visita de los difuntos, el poder compartir con ellos de nueva cuenta un momento.

Por parte de la administración local se otorgaron apoyos a los altares nuevos que se colocaron en todo el municipio,  fueron mil 500 pesos los que recibió cada deudo para ayudar a preservar esta costumbre ancestral.

 

LAS OTRAS OFRENDAS

A la par y casi en el anonimato abren sus puertas otras casas en Huaquechula, aquellas donde lo importantes son las animas benditas y su llegada al hogar.

En estos lugares los reflectores se apagaron pero la tradición no, aquí ya no hay apoyos ya no hay grandes comidas, no hay dos puertas ni siete niveles, solo ofrendas viejas.

Estas se colocan como en cualquier punto del país, enmarcadas con flores, la imagen del difunto, si comida favorita, sus llorones, veladoras, incienso y copal.

Silenciosas, sin miradas curiosas, así veneran a los que tienen dos años o más de fallecidos en este municipio.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre