Los recursos destinados al saneamiento de río Atoyac por alrededor de 6 mil millones de pesos, podrían reducirse de forma significativa advirtió Alfredo Ávila Salazar, director general de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento de Puebla (Ceaspue).

El dinero explicó se requiere para infraestructura como la instalación de colectores pluviales, subcolectores complementarios y la operación de 25 plantas tratadoras de aguas residuales; de las cuales, 13 están inservibles y serán modernizadas, y el resto serán nuevas.

El funcionario mencionó que el plan es tener para el año 2023 toda la infraestructura necesaria para limpiar el afluente. Y adelantó que una primera acción es recuperar las antiguas plantas tratadoras como la de San Martín Texmelucan que tiene más de 15 años de estar inhabilitada y que será ampliada al colocarle más colectores.

La meta es cumplir con la agenda 2030 para tener un esquema de ríos saneados y este implica cuencas y microcuencas”, declaró al recalcar que el plan de acción del Atoyac se aprobó en la parte técnica y todavía se trabaja en la definición del presupuesto.

Ávila Salazar adelantó que para 2018 el gobierno federal y la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento de Puebla analizan un catálogo de 13 acciones a realizar en el Atoyac.

Señaló que entre los municipios a atender está San Martín Texmelucan, San Salvador El Verde, y San Lucas Atoyatenco.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre