Cuando se habla o se escucha de tomar Sidra, la mente se remonta al mes de diciembre, en las celebraciones de navidad para brindar con la familia. Aunque en algunos casos se utiliza para ciertas fiestas familiares o de amigos; pero el año nuevo acapara la atención en su mayoría de esta bebida tradicional.

Es por que ello que desde el municipio de Huejotzingo, en Puebla, un productor “está picando piedra” para que la gente cambie su forma de pensar: “cuando dices sidra, las personas tienen la idea que en diciembre nomás se debe tomar, pero por qué casarse con esa idea”.

Rogelio Saloma Núñez, responsable de la empresa familiar de producción de Sidra Royam, argumenta a Síntesis que esta bebida natural y orgánica se puede disfrutar en cualquier época del año.

Defendió que la sidra se puede consumir en cualquier fecha, además de que es un producto que no hace daño y que tiene beneficios, como es el caso de la pera, fruta que tiene alta propiedad de potasio, por ejemplo.

“Los beneficios, su acidez natural está en la presentación de la sidra, no pierde ninguna propiedad; por eso queremos quitarle esa idea a la gente, que uno puede consumirla en cualquier época del año”, reiteró. 

Primera sidra de pera

Recordó que desde 1998 procesan la pera, no obstante, al ver la necesidad de que en temporadas no hay buenas ventas con la fruta que cosechan o cuando existe un mal temporal, se vio en la necesidad de analizar qué hacía con esa materia prima.

“Cuando hay una inclemencia del tiempo, y a veces la cosecha es buena, pero te cae este desastre natura, pues tienes que tomar otras alternativas, es por eso que nació la necesidad de ocupar la fruta para hacer sidra”, dijo.

Su enfoque fue dedicarse a la producción de sidra sabor Pera, pero en un inicio comenzaron a elaborar vino de mesa, aunque se dieron cuenta que eso es una cultura que no está muy arraigada en la sociedad.

“Luego me decían, es que si vienen de Huejo pues traigan sidra; entonces pues comenzamos por esa inquietud a realizar sidra de ese sabor hace ocho años; luego comenzaron con manzana y ciruela”, aseguró.

De ahí nació la primera sidra de pera que comenzó a circular en el mercado como un producto natural de este país: “Del árbol a su mesa, sidra de pera por naturaleza”.

Cabe recordar que el municipio de Huejotzingo es el principal productor de sidras elaboradas a basa de manzanas de la región.

No obstante, Rogelio Saloma advirtió que la industria sidrera pasa por una crisis fuerte, por lo que se trata de rescatarla.

“Nosotros como productores debemos recuperar lo que nos identifica, y que el gobierno ayudara a dar mayo difusión en cualquier época del año, y no sólo en diciembre”, convocó.

La sidra es una bebida de baja graduación alcohólica (desde menos del 3% en vol.)

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre