El senador y vocero oficial en la campaña del precandidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Javier Lozano Alarcón, rechazó tajantemente ofrecer una disculpa publica al priismo poblano que se sienten agraviados por sus ataque durante la elección del 2016, alardeó que su postura obedeció al calor y efervescencia político del momento.

En entrevista, el ex panista, sentenció que los priistas en Puebla deben de acepten con madurez política que sus declaraciones ataques que hizo en su momento fueron acorde a las circunstancias.

Asimismo, dijo que en Puebla no hará campaña a favor de nadie, pues su tarea que le asignaron es trabajar en la Ciudad de México para abona a la campaña presidencial de #PepeMeade.

“No voy a operar a favor de Martha Erika, ni del morenovallismo ni de nadie, trabajaré de tiempo completo con Pepe Meade, y como senador independiente mientras dura la legislación”, sentenció.

Derivado del clamor de los priistas connotados como Iván Galindo, coordinador de los regidores del PRI en el ayuntamiento de Puebla; de Rocío García Olmedo, secretaria general del Comité Directivo estatal del partido y Silvia Tanús Osorio coordinadora de la bancada del tricolor en el Congreso local, Lozano Alarcón pidió madurez a los priistas y que lo entiendan en ese contexto.

“No es un asunto personal sino fue un tema electoral, lamento mucho que se sientan agraviados, respeto su punto de vista, pero soy amigo de varios años de Meade y fui invitado por él, estoy muy entusiasmado en el proyecto y vengo a sumar y no a restar” dijo.

Abundó que “no me retracto ni me arrepiento de nada de lo que hice y dije en la campaña de Antonio Gali, sería muy hipócrita. (…) Entendemos las cosas cada uno en su momento y vamos viendo para adelante“.

Por último, Lozano Alarcón dijo que no se afiliará al PRI ni tiene pensado en alguna secretaria de estado en el supuesto de que José Antonio Meade gane la presidencia de la República.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre