El ayuntamiento de Puebla cerró 2017 con cifras históricas por concepto de recaudación de impuesto predial y limpia al lograr 292 millones de pesos, reveló el tesorero Héctor Arrona Urrea.

En entrevista, detalló que el mes de diciembre generalmente se logra un repunte en el pago de los impuestos, pero esperan que la misma dinámica siga en enero y febrero, aunque aceptó que el segundo mes del año la recaudación va a la baja.

Llamó a los ciudadanos seguir cumpliendo con sus obligaciones fiscales, incluso refirió que si acuden en este momento a los bancos pueden gozar de pagos mensuales sin interese situación que no sucede en tesorería.

El funcionario abrió la posibilidad de ampliar a marzo el pago de impuesto predial que actualmente está programado en febrero sin intereses, aunque sostuvo que la decisión se conocerá en los próximos días.

“El mes de enero es muy bueno pero febrero ya no. Si nos va bien cerramos en febrero, pero tenemos la posibilidad de ampliar el pago a marzo. El 2017 fue muy buen año, hace dos años fue mal año y la meta es de aquí a marzo tengamos lo suficiente”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre