Atlixco. Gobierno municipal aceptó invitación de vecinos de la plazuela Fray Toribio de Benavente, para informarles sobre el proyecto de rehabilitación, que inicio el pasado viernes, en el lugar y el cual molestó a los vecinos debido a que inicio con la demolición de la baranda de piedras con la que contaba dicha plazuela histórica.

Al encuentro del sábado 27 de enero llego por parte de la administración local Nohemí Macuil, directora de gobernación acompañada por Paola Caballero, directora de obras públicas y otros empleados de la administración.

La invitación fue realizada por José Luis Baleón, inspector de la colonia Ricardo Treviño, zona donde se encuentra ubicada la plazuela, quien personalmente el viernes 26 de enero por la tarde detuvo los trabajos de demolición.

“A mí no me informaron de un proyecto de reconstrucción, si no de uno de rehabilitación lo que indica que se trataba de pintura, resanados, limpieza etc., porque demoler como lo están haciendo ya es una reconstrucción y no puedo permitir que aquí suceda lo de la estación del ferrocarril, en donde destruyeron a su antojo”, indicó.

Solicitó además que se ponga atención a temas prioritarios como la seguridad en la colonia, luz, agua potable entre otros servicios que son deficiente o de plano carecen en esta colonia que creció en torno a las faldas del cerro de San Miguel.

Por tal motivo las funcionarias presentaron el expediente de la obra y aseguraron a los presentes que se trata del proyecto de rehabilitación de la imagen urbana de Atlixco, que no solo será para la plazuela en cuestión, pero que se están ejerciendo cuatro millones de pesos provenientes del Gobierno Federal, insistieron en que el proyecto ya está hecho, el dinero etiquetado y no se puede modificar el plan.

Además también les manifestaron que es necesario demoler la baranda porque según dictamen de protección civil es de riesgo tras el sismo del 19 de septiembre, especifico que se reconstruirá como lo marca el proyecto, de igual manera aceptaron las recomendaciones de los vecinos sobre la peligrosidad de algunos árboles en el lugar que debido a su crecimiento ya afectaron el piso, bancas y maceteros.

Tras de casi dos horas de dialogo, se acordó que para el próximo lunes a las siete de la noche se realizara de nueva cuenta una reunión esperando contar con la asistencia de la mayoría de los vecinos para que en caso de no estar de acuerdo con el proyecto en ese momento se levante un acta para ser firmada por los asistentes para deslindar de responsabilidades en caso de un siniestro a la autoridad municipal y solo así se suspenderá la obra de rehabilitación de este espacio público.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre