Este miércoles, el rector de la BUAP, Alfonso Esparza, firmará el acuerdo del alza salarial con los dos sindicatos de la institución.

La Asociación Sindical de Personal Académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Aspabuap) y el Sindicato Independiente de Trabajadores No Académicos de la BUAP (Sitbuap) sellarán el pacto en el Paraninfo de la máxima casa de estudios.

Cinco elementos fundamentales marcan el acuerdo de hoy:

  1. La estabilidad económica de la BUAP garantiza a sus trabajadores condiciones laborales adecuadas, en el propósito de tener tranquilidad para poder entonces desquitar el salario.
  2. No ha habido problema alguno en las negociaciones y como cada año, han llegado a un acuerdo sensato para ambas partes.
  3. La capacidad de negociación de la administración central le ha permitido a la universidad generar conciencia en los sindicatos para pactar fácilmente los aumentos salariales.
  4. El año pasado el alza fue de 3.08% directo al salario y 1.98% en prestaciones. Se desconoce el monto actual pero estará sin duda más cerca de la inflación que como sabemos, el año pasado subió como la espuma y alcanzó 6.77% anual.
  5. No es fácil la situación económica por la que atraviesan las universidades del país. Varios casos ilustran una severa crisis: la peor indudablemente es la UV, misma que Javier Duarte dejó quebrar. Pero de ahí podemos observar excesos en instituciones como la de Morelos y otras que enfrentan crisis no sólo es económica sino política.

De hecho, un estudio comentado por el Dr. Adrián Acosta Silva revela que dos tercios de trabajadores académicos de las universidades públicas del país, de entre 41 y 60 años de edad, representa la mayor carga para las nóminas y la que espera alternativas para su jubilación.

“El especialista advirtió también que el problema de la sobrepoblación de la nómina tiene que ver con la decisión de la comunidad académica de jubilarse, ya que al determinar su situación laboral se presentan una serie de paradojas que implican dilemas de decisión”.

“El también coordinador académico del proyecto “Jalisco a futuro” 2012-2032, y profesor investigador de la Universidad de Guadalajara, nivel II del SNI, explicó que la primera decisión tiene que ver con los estímulos y desestímulos, como los apoyos económicos extras que perciben antes de la jubilación, los cuales pierden en este proceso y ello se resume en un ingreso mensual mínimo”, publicó la Uabjo.

Desde los corrillos:

Ayer el Partido Social de Integración (PSI) informó que lanzará a Roberto Ruiz Esparza como candidato a diputado local.

Algo está pasando en la conformación de las candidaturas que no hay que ser muy listo para adivinar por dónde va la estrategia.

Sin duda alguna, todas las sumas de candidaturas en PSI buscan convertirse en oferta electoral contraria al grupo en el poder para deteriorar la propuesta de Morena y el PRI.

Habrá que estar muy pendientes porque en los próximos días veremos más caras conocidas habitualmente en partidos fuertes que se vayan a postular a institutos como éste.

La llegada de Víctor Gabriel Chedraui a la candidatura municipal del PSI confirma lo que digo. Algo que le digo es que Víctor Gabriel, quien desempeñó diversos cargos en los gobiernos de Mario Marín y de Enrique Doger, intentará arrebatarle votos tricolores.

Gracias y nos leemos el miércoles, pero antes nos encontramos en redes como @erickbecerra1

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre