Norma Lazareno, acompañada de los jóvenes actores Mauricio Arriaga y Anthon Mor, en una visita a Puebla este martes, adelantó detalles sobre “Billy Eliot, El Musical”, montaje basado en la película homónima que más allá de toda la producción de primer nivel que tiene, dejará a la audiencia con un bello mensaje sobre el apoyo que debemos dar a los niños y jóvenes en el cumplimiento de sus sueños.

Como parte de una gira nacional, “Billy Eliot, El Musical” llegará al auditorio del Complejo Cultural Universitario (CCU) el 17 de febrero con dos funciones, a las 17:00 y 20:30 horas.

Lazareno dijo en rueda de prensa, que se asemeja a la de la película “Billy Eliot” (2000), donde la historia gira alrededor de un niño que crece en un pequeño poblado de Londres, cuya gente vive de las minas de carbón.

Ella encarna a la abuela de Billy, jovencito que toma clase de box porque los mineros son machos y viriles. Hombres que se enfrentan a situaciones muy peligrosas en las minas y por ende piensan que los hijos deben seguir ese camino. Pero a Billy le gusta el ballet, aunque al principio se resiste, piensa que es algo ridículo, por los prejuicios que se han formado a su alrededor, adelantó Lazareno.

“Para mi representar la abuela de Billy, la única persona de la familia que lo apoya en su sueño de conseguir una beca para estudiar ballet de una manera más formal y en un mejor nivel, que implica irse a Londres, es maravilloso. Soy su abuela, cómplice, amiga. Soy mamá de su papá y mi pasión fue el baile, quise ser bailarina, pero no me atreví a decirlo. En ese pueblo las mujeres a los 17 años por obligación, tenían que casarse”, platica la actriz.

“Billy Eliot, El Musical” apenas empieza a recorrer el país, ya estuvo en Guadalajara, Monterrey y Toluca. En los primeros dos sitios, regresan el próximo mes, pues lograron llenos totales y hubo gente que se quedó afuera, suerte que espera la producción al mando de Alejandro Gou, repetir en esta ciudad.

Mauricio Arriaga y Anthon Mor señalaron que este es su primer proyecto grande, el primero como Billy y el segundo como Michael, el mejor a migo de Billy. Ambos chicos castearon para el personaje principal, pero en un momento a lo largo de la preparación de la obra, el grupo de niños elegidos para el montaje, se dividió, entonces quedaron tres o cuatro Billys y el mismo número para cubrir al amigo.

Esta es una obra demandante, con mucho esfuerzo físico y mental para los chicos. Somos 40 actores en escena, más bailarines y cantantes”, agregó Norma Lazareno, quien dejó abierta la invitación para acompañarlos en el CCU la próxima semana, pues enfatizó también en el esfuerzo que productores mexicanos como Gou, hacen para traer estas valiosas historias, que requieren una importante inversión, no de miles, de millones de pesos.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre