Contento por el recibimiento de casi 7 mil seguidores, pero no tanto con algunas fallas técnicas del lugar que albergó su concierto, Enrique Bunbury ofreció en Puebla el espectáculo correspondiente al “Ex Tour 17-18”, que se desprende de la última placa discográfica que ha publicado bajo el nombre de “Expectativas”.

Fue desde Acrópolis que Enrique Bunbury abrió su paso por México con la gira internacional que dio inicio en diciembre del año pasado en su país natal, España. Enfundado en un traje blanco, el cantante salió a escena al filo de las 21:00 horas acompañado por su banda, Los Santos Inocentes.

De inmediato la euforia del público se desató al ritmo de “La ceremonia de la confusión”, el primer tema de 23 que el intérprete traía para para exponer a lo largo de dos horas. “La actitud correcta”, “Porque las cosas cambian”, “Cuna de Caín” y “El anzuelo”, siguieron en el repertorio.

“Es un gusto estar nuevamente con ustedes, presentaremos canciones del nuevo disco. Al mismo tiempo haremos un viaje interpretando canciones de la prehistoria”, dijo como introducción, seguido del grito de “Enrique, Enrique, Enrique…”, de parte de la audiencia que colapsó la zona por primera vez en este año para ver a su ídolo.

“Parecemos tontos”, “Tesoro”, “El rescate”, “Despierta”, “El hombre delgado que no flaqueará jamás”, Hay muy poca gente” y “Más alto que nosotros sólo el cielo”, fueron coreadas durante la primera mitad del show.

Y fue en esa primera mitad que sucedieron fallas técnicas qué tal vez la gente no hubiera notado, sin embargo Bunbury externo su descontento con un “no sé ni siquiera si nos escuchan por allá arriba”. La respuesta fue un grito eufórico, “ok, ok, muchas gracias”, intervino y entonces supo que en adelante todo marcharía bien.

 

Víctor Hugo Rojas/Síntesis.

 

Así llego una canción de la “Prehistoria”, dijo antes de cantar “Héroe de leyenda”, seguida de “En bandeja de plata”, “Mar adentro”, “De todo el mundo” y “Maldito duende”, para anunciar la recta final del encuentro, en que la audiencia nuevamente se incomodó por el constante paso de vendedores en los diminutos e inseguros pasillos de las gradas.

Para el primer encore sonaron clásicos como “Que tengas suertecita”, “El extranjero”, “Infinito”, “Sí” y “Lady blue”, así llego la última salida en falso de la velada y Enrique regreso al escenario para despedirse definitivamente con “La constante”, dejando extasiados a los que compartieron el show con él.

Enrique Bunbury continuará con el “Ex Tour 17-18” por Mexico con dos presentaciones en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México los días 22 y 23 de febrero, seguidas de Querétaro (25) y Guadalajara (28). En Guadalajara ofrece concierto también el 01 de marzo, el 06 en San Luis Potosí y el 10 en Chihuahua, para despedirse y continuar el viaje hacia Estados Unidos.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre