El grupo en el poder en Puebla ha hecho todos los amarres posibles para echar a andar una aplanadora aplastante para pulverizar el voto en contra de Morena y el PRI en esta elección en la que se renovará la gubernatura del estado, los 217 ayuntamientos y el congreso local, además de lo federal: la presidencia de la República y las cámaras de Senadores y de Diputados.

Además de conformar una alianza de cinco partidos para la gubernatura (PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, PSI y Compromiso por Puebla), armó una estrategia para dividir el voto opositor mediante Nueva Alianza y el Verde.

De esa manera, se está esperando que el electorado tenga tantas posibilidades de partidos pequeños –algunos minúsculos como el PSI y Compromiso- que los votos opositores se vayan a esos pequeños y no a Morena o al PRI.

La estrategia de pulverizar el voto anti PAN o contra el ‘Establishment’ Moreno Vallista-Galicista, seguramente dará resultado ante varias realidades.

Ayer que se registraron Michel Chaín y Alejandro Romero Carreto por el Verde y Panal, respectivamente, quedó claro este propósito de que la lucha sea entre votos duros y maquinaria estructural.

De ser así, la apuesta de Rafael Moreno Valle, Tony Gali y Martha Erika Alonso es de pelear voto por voto desde las estructuras que por cierto, tienen más aceitadas que ninguna otra oferta electoral.

Morena, pese a la fuerte presencia y arrastre de Andrés Manuel López Obrador, se las verá negras para llevar a votar al ciudadano que hoy dice que votaría por Morena en Puebla.

Esto es: una cosa son las encuestas y otra lo que sucede el día de la elección.

El ‘top off mind’ político establece que ciertamente la mayoría de los electores votarían por uno u otro candidato, pero el factor decisivo, clave, es que esas personas que votarían por uno vayan a votar.

Esa es la fortaleza del grupo en el poder en Puebla. Ellos sí pueden llevar a votar a la mayoría de su voto duro compuesto por militantes, pero también por aquellos que simpatizan con la nueva corriente panista. Y así, pulverizar el voto.

Ahí entra también el factor de Lalo Rivera: el candidato a la alcaldía, quien si duda alguna es el mejor posicionado entre el electorado, llevará una cantidad importantísima de votos para el propósito del PAN en el estado.

Si sumamos este factor al del hecho de que el Verde y el Panal se la pasarán haciendo guerra de declaraciones contra Morena y el PRI, entonces las cuentas saldrán favorables para Martha Erika y su grupo. Es decir, buscan pulverizar el voto anti PAN.

Estamos viendo síntomas que observamos en la elección del 2016 y ya conocemos todos el resultado.

Desde los corrillos:

Ayer el PRI registró a sus candidatos de mayoría relativa y plurinominales.

El presidente del PRI, Jorge Estefan Chidiac, está a la cabeza de la lista, seguido de la experimentada Rocío García Olmedo, secretaria general del tricolor; luego, el hijo del líder de la CTM, Leobardo Soto Enríquez; En el cuarto lugar, la posición de Enrique Doger: Sandra Montalvo; en la quinta, el electricista Víctor Manuel Carreto Pacheco.

Después entraron Mayra Angélica Sánchez García; Gonzalo Amador Juárez; Martha Corona; Héctor Arronte; Evelin Juárez Aguas; Juan Carlos Santiago Pimentel; María Cristina Cortés; Benito Ánimas Arellano y finalmente Nancy Romero Nopal.

Además, registraron a los candidatos uninominales por los 16 distritos locales, entre quienes destaca el empresario Manlio López, por el distrito 18 de Cholula.

Gracias y nos leemos el miércoles.

@erickbecerra1

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre