Los 15 restaurantes que integran La Ruta del Marisco San Hipólito Xochiltenango detonan una derrama económica estimada en seis millones de pesos durante la temporada de Cuaresma, Semana Santa y Pascua, con una meta de 45 mil visitantes este 2018.

En Tepeaca, en la junta auxiliar de San Hipólito Xochiltenango, cerca de bancos de mármol y un Convento Franciscano del siglo XVI,  surgió hace 40 años Villa del Mar, restaurante creado por Febronio Díaz Santiago y Elia Huerta Méndez.

Ellos, aprovechando el tránsito diario de los traileros de Veracruz a Ciudad de México descubrieron una mina de oro: “¿Qué trasladan en aquellos vagones enormes escurriendo agua por debajo de las puertas?, pregunto Febronio a un tendero. “Es pescado que irá a México, a ser vendido, su venta es un buen negocio”, fue la respuesta que le cambió la vida.

La Ruta del Marisco San Hipólito Xochiltenango surgió como una cocina a pie de carretera, una caseta y tres mesas. “Le dimos al clavo”, dice Febronio quien hoy posee su negocio “Villa del Mar, el original de San Hipólito” y alrededor de este, docena y media de locales también dedicados a la venta de pescados y mariscos, cada quien con su particular sazón.

Todos abren los 365 días del año, aunque esta temporada de Semana Santa y Cuaresma es la de más vendimia, como lo refleja el crecimiento de comensales en 43 por ciento entre 2014 y 2017.

La idea que arrancó en una caseta hoy representa más de 3.5 toneladas de pescados y mariscos en Cuaresma y Semana Santa y la apertura de tres negocios más en el último bienio.

Los precios varían en alrededor de 200 pesos por comensal, siendo la mayor oferta de buffet, explica el presidente municipal de Tepeaca, Jaime Tlatelpa Centeno, quien refiere que los precios van de los 60 pesos de un coctel de camarón a los 400 pesos por una langosta, dependiendo del peso, sin faltar los camarones empanizados al chicharrón.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre