Combatir los feminicidios no tiene vuelta atrás. El fenómeno llegó a México producto, claro está, de la descomposición social.

Ciudad Juárez fue emblemático hace 20 años ante una oleada de aparición de mujeres acribilladas y semienterradas, producto de una descomposición a todos los niveles.

Asesinos seriales, imitadores o comunes miembros de la delincuencia organizada, el efecto sicosocial que dejaron en el norte del país fue de dimensiones insospechadas.

Hoy Puebla enfrenta un serio problema de feminicidios que está más bien ligado a la pérdida de valores entre los hombres, la reducción del valor de la vida de las mujeres y la desintegración familiar.

Bueno, incluso en el caso del homicidio de la hija de Simitrio, Meztli Sarabia, se habla de derecho de piso que se intentaba cobrar en el mercado Hidalgo, donde laboraba.

Ayer por la mañana, tras la difusión por parte de la Fiscalía General del Estado sobre el móvil del asesinato, la organización 28 de Octubre exigió la atención del gobierno estatal ante posibles dudas sobre ello.

La respuesta llegó pronto: por primera vez en años, el gobernador Tony Gali se reunió en Casa Puebla con los dirigentes de la organización de comerciantes informales, encabezados por Rubén Sarabia Sánchez “Simitrio”.

En la historia reciente no hay antecedente de una reunión entre el Ejecutivo y los informales de esta organización, que incluso es la antagónica más radical.

Un comunicado de prensa dio cuenta de la disposición de la autoridad de que no permanezca impune el homicidio.

Pero lo que no dijo el comunicado y que puedo confiarle a usted, es que acordaron reforzar la seguridad mediante tácticas especiales alrededor del mercado Hidalgo.

De hecho se comprometieron a establecer una agenda común para fortalecer la seguridad en la zona y establecieron un canal de comunicación permanente con el secretario Diódoro Carrasco y en contra de los feminicidios.

Esta histórica reunión se registró el mismo día de la visita de la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Ángela Quiroga, quien reconoció avance del gobierno estatal en la atención a los feminicidios.

Esperamos que cada una de las familias de las mujeres que han sido ultimadas en Puebla alcancen al menos justicia, si bien difícilmente tendrán resignación.

Gracias y nos leemos el viernes.

En tanto, nos encontramos en redes como @erickbecerra1

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre