Pobladores de Chignautla pidieron al gobierno del estado que intervenga para que la empresa Construcciones y Dragados del Sureste (Cydssa), que construye el Arco Sur en la región de Teziutlán, cumpla con la instalación de dos puentes y habilite los caminos de acceso a ésta y otras comunidades, ya que dejó incomunicada a parte de la población, acusó Dolores Toral Hernández.

La mujer relató que desde que comenzaron los trabajos del Arco Sur, la constructora cerró los caminos que llevan a las localidades de San Isidro, Xaxala, 5 de Mayo y Coahuixco, entre otras, lo que ha dificultado el tránsito para productores que viajan a otros puntos del estado para vender maíz y frijol.

Dijo que ya tuvieron un primer acercamiento con representantes de la Cydssa para solicitarles que en ciertos horarios abrieran los caminos y que agilizaran la construcción de los puentes para el paso de vehículos y personas; sin embargo, no obtuvieron respuesta.

Toral Hernández calculó que son unas 500 familias las afectadas por esta situación y lamentó que las autoridades de Teziutlán y Chignautla sean omisas ante los hechos.

“En ningún momento nos hemos negado al progreso, pero si pedimos que la empresa cumpla con lo pactado, que es instalar puentes y que se edifiquen los caminos, para que podamos ingresar a nuestras comunidades porque ahorita estamos prácticamente encerrados”, ahondó.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre