En el estado de Puebla se llegan a registrar cinco casos de personas con hemofilia, deficiencia hereditaria de la coagulación sanguínea, informó la hematóloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Wendy Pérez Lozano.

Las personas que la padecen no sangran más rápido de lo normal, pero suelen hacerlo por periodos prolongados. Actualmente el IMSS atiende a 145 pacientes, de los cuales 102 son hombres en estado de gravedad.

La especialista calculó que por cada cinco mil nacimientos, se presenta un caso de hemofilia y es difícil de prevenirlo.

Dijo que el IMSS Puebla recibe pacientes de Oaxaca, Veracruz y Tabasco; el caso más reciente se dio la semana pasada con la llegada de un bebé de ocho meses, que ya inició su tratamiento.

“Es una enfermedad muy cara y que requiere de un tratamiento especializado; además, a pesar del tratamiento, se corre el riesgo de que se dé una hemorragia cerebral”, ahondó la doctora.

Sobre este último punto, comentó que en los casos más graves se puede presentar sangrado sin ninguna causa aparente y hemorragias internas, especialmente en las rodillas, tobillo y codos; en ocasiones el sangrado puede lesionar órganos o tejidos internos.

La hematóloga explicó que cuando un hombre sangra sin motivo aparente, debe realizarse un estudio de coagulación (TP, TTPA), para posteriormente analizarlo en una clínica de hemofilia y descartar la enfermedad.

Resaltó que difícilmente un varón en edad adulta podría desarrollar la enfermedad, al igual que la denominada “hemofilia adquirida”, que es acompañada de algún tipo de cáncer.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre