Atlixco. Desde el pasado 18 de abril, tras un corto circuito en el cableado que suministra energía eléctrica a las aulas donde toman clases los alumnos de la escuela primaria Centro Obrero Federal, los cubos de metal se encuentran sin energía eléctrica.

Lo que implica que a la hora de entrada no exista una buena visibilidad al interior de las aulas móviles y para las doce del día se  conviertan en verdaderos hornos, debido a que ahora ni los ventiladores con los que cuentan se puedan encender.

Cabe recordar que estas aulas están ubicadas en la unidad deportiva de la Alfonsina y desde su llegada no se contó con el sistema de climatización con el que vienen equipadas debido a que la instalación eléctrica a la que se conectaron no aguantaba la carga para suministrar la energía necesaria a las 18 unidades.

Ante ello y los cambios bruscos de temperatura al interior de los salones, los paterfamilias optaron por abrigar bien a sus pequeños por la mañana, que se siente intenso el frio dentro y colocar hasta dos ventiladores por salón para el medio día cuando el calor es más fuerte.

Tras el incidente, del corto circuito que fue atendido por los mismos padres de familia que forman guardias diariamente, se dijo que serían dos días los que no tendrían luz, pero ya han pasado 15 días y no se ha dado solución al problema.

Los padres de familia solicitan urgentemente el apoyo de las autoridades locales, tanto por parte del Secretaría de Educación Pública (SEP) a través de la Coordinación Regional para el Desarrollo Educativo (Corde 16) como del gobierno de Atlixco.

Puesto que es necesaria la instalación de un trasformador que tiene un costo ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de al menos 26 mil pesos entre el transformador y el tablero, y no tienen la capacidad para pagar eso.

“Nosotros no tenemos la capacidad económica para eso, por ello seguimos esperando que las autoridades nos ayuden, aunque la verdad solo se echan la bolita unos a otros, mientras nuestros hijos son los que la pasan mal”, indicó el presidente del comité de padres, Javier Ramos Cerón.

Cabe recordar que esta escuela es la única en Atlixco que no tienen un edificio a donde regresar, debido a que el suyo, en el centro de la ciudad, quedo dictaminado como inhabitable, por lo que están en espera de la donación de ocho hectáreas en la parte norte de la ciudad y después de eso la construcción del plantel lo que al menos implica un año más en las aulas móviles.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre