Ottmar de la Rosa celebrará 20 años de trayectoria en La Casa del Patrón, el próximo 25 de mayo a partir de las 22:00 horas, con un show que en el que integra rutinas y personajes nuevos, mostrándose “más fuerte que nunca”. El imitador suma más de 50 personajes en su repertorio, entre cantantes, actores y cómicos.

En una entrevista con este medio, de la Rosa recordó que sus inicios fueron como cantante, pero desde entonces, “me ha gustado interactuar con la gente, cotorrear”, así que en su actuación, de pronto sacaba la voz de Juan Gabriel o Vicente Fernández y la gente fue la que le empezó a decir que debía dedicarse a imitar.

Fue la gente la que me creó esa curiosidad y me grabé. La sorpresa fue que sí se parecía –la voz a los artistas- y ahí arrancó el deseo de hacer algo diferente”, entonces Ottmar lo empezó a hacer en forma, creando personajes a la vez y sacándolos a escena hasta que estaba completamente seguro de que era una copia fiel al original.

Actualmente su bagaje se compone de más de 50 personajes, con vestuario, caracterización, comedia e interacción, dando siempre shows diferentes, “trato de fusionar mucho la comedia con la imitación, hacer al personaje lo más parecido posible y ponerlo en situaciones que nunca verías al real. Me ha funcionado la comedia improvisada, la creatividad del momento”.

Su experiencia y buen desenvolvimiento escénico lo han hecho participar en programas de parodias en TV Azteca, primero como concursante y después como parte del equipo de coucheo a nuevos talentos. “Han sido de mucho aprendizaje, son puertas que se abren y que tienes que aprovechar al máximo”, compartió.

En su repertorio se encuentran desde los básicos hasta otros que son poco imitados como Marc Antonhy, Miguel Bosé o Alejandro Sanz. A todos, dice, los prepara a detalle y no sale con ellos a escena hasta que está cien por ciento seguro del resultado.

Así ha tardado en hacer a un Pedro Infante o Marc Anthony hasta un año, ensayando voz, o sólo un mes con José José, en su etapa madura. Finalmente el imitador comparte que Valentín Elizalde se convirtió en un icono para él, pues fue en 2005 que, sin saber que un año después se iba a morir, lo empezó a trabajar.

A partir de la presentación que Ottmar de la Rosa tiene en La Casa del Patrón de esta ciudad, empezará una gira por diversos escenarios del país, llevando a todos lados una producción a la que le ha puesto empeño, para festejar dos décadas de trayectoria artística “a lo grande”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre