Antes de pensar en autosuficiencia alimentaria se requiere de generar condiciones de sustentabilidad y rentabilidad en el campo mexicano, en lugar de cerrarse a la globalización, advirtió el presidente de la Coordinación de Fundaciones Produce (Cofupro), Sebastián Javier Lara Pastor.

Consideró que más allá de promesas de campaña, pueden cohesionarse medidas como restauración de los suelos agrícolas, la reducción de emisiones efecto invernadero, el pago de servicios ambientales y considerar la factibilidad real de autosuficiencia en productos específicos.

En el marco del Foro Nacional de Extensionismo para la Agricultura Verde en Puebla, señaló que “no sería el objetivo país en medio de un mundo globalizado, aunque puede impulsarse en algunos productos”.

Agregó que las condiciones agroecológicas y climáticas del país deben permitir apostarse a productos de valor agregado como aguacate, pues no tiene mucho caso destinar terrenos para pequeñas producciones de granos como maíz, cuando existen otras zonas con mayor factibilidad en Estados Unidos.

Más bien, en lugar de producir maíz en minifundios con bajos rendimientos en una agricultura de subsistencia, se tiene que dar valores agregados a la producción, impulsar maíces orgánicos y mantener el superávit comercial del país.

Por ejemplo, desde México se exporta un millón de cabezas de ganado a Estados Unidos y en contraste se importa maíz.

Las exportaciones ascendieron a los 32 mil 583 millones de dólares el año pasado con crecimientos del 12 por ciento anual y de 54 por ciento en regiones como China. Reflejo de la diversificación de los mercados agropecuarios por parte de México.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre