El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) continúa estancado en el capítulo referente a la industria automotriz y el pasado miércoles el mandatario estadounidense, Donald Trump, arremetió este miércoles contra los intentos de México y Canadá para renegociar.

“El TLCAN es muy difícil. Ha sido muy difícil tratar con México. Ha sido muy difícil tratar con Canadá (…) pero les diré que al final nosotros ganaremos”, dijo Trump a medios en la Casa Blanca.

Horas antes el presidente estadounidense explicó que próximamente daría “grandes noticias” a los trabajadores de la industria automotriz estadounidense.

“Pronto habrá grandes noticias para los grandes trabajadores de las automotrices estadounidenses. Después de muchas décadas de perder sus trabajos que fueron a otros países, ¡ya han esperado lo suficiente!”

 


Asimismo, Estados Unidos y México están enfrentados por las exigencias de Washington de que haya aumentos de salarios en el sector automotriz y que se apruebe un aumento del contenido norteamericano en los autos construidos en los países que integran el TLCAN.

Ante el ambiente en la modernización del pacto comercial, más de 30 senadores republicanos se dirigieron al representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para expresarle su preocupación sobre la estrategia que el presidente Trump buscaría usar para presionar al Congreso para ratificar el acuerdo comercial en el corto plazo.

“Nos preocupan los recientes informes de los medios que sugieren que usted podría estar considerando una estrategia de ultimátum para presionar al Congreso a aceptar un TLCAN actualizado, incluso por medio de amenazas de retirarse del acuerdo original”, señalaron en una misiva publicada el martes.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre