Si la participación ciudadana el día de la elección llega a más de 65% es muy difícil que se presente un posible fraude electoral por más desarrollado o cuantificado que esté, aunque existan aspectos para tal acción.

Así lo analizó Bernardo Barranco, autor del libro el Infierno Electoral, el fraude del Estado de México y las próximas elecciones; el cual fue presentado en la Universidad Iberoamericana de Puebla.

Desde esa casa de estudios indicó que el gran dilema que está enfrentado la ciudadanía es cómo encarar el proceso electoral y darle legitimidad a las próximas autoridades frente a la tentación de la corrupción electoral, de ganar a toda costa, de ganar no importa cuánto.

Y es que subrayó que en este proceso donde al parecer Andrés Manuel López Obrador va en una distancia muy alta, el tema sería, cómo prepararse para la oposición, “es decir, las reglas democráticas y electorales señalan que debemos respetar el proceso electoral”, delineó.

Explicó que a diferencia de otros proceso, el porcentaje de Amlo se ha venido incrementando, por ejemplo, las encuestas daban a Peña Nieto con un 38 por ciento, mientras que Amlo lo daban con 30 puntos, pero nueva las encuestas estaban dando al puntero con un equivalente del 50 por ciento, como hoy.

“Es un hecho que en los últimos procesos electorales no lo hemos tenido, entonces frente a una probable asunción presencial, el tema de la democracia es la disyuntiva que tienen los opositores; o es hacer fraudes y romper la voluntad popular o prepararse a la oposición”, sentenció.

Añadió que lo que no podemos permitir como sociedad es el hacer trampa para impedir que llegue un puntero, pues “nos guste o no” esté en la cabeza en las encuestas y probablemente en las urnas.

Bernardo Barranco dijo que es una de las elecciones de las más violentas y de las más cargadas hacia el viejo priísmo; ya que los que están organizando la elección en el Estado de México, son los mismos que están organizando el proceso federal.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre