Alejandro Romero Carreto nos hizo un favor a los poblanos: salió de la contienda antes de que estuvieran impresas las boletas.

Al hacerlo, dejó -cual Margarita deshojada- libertad a sus correligionarios a votar.

Pero Nueva Alianza pensó bien las cosas.

Y planteó una nueva alianza.

Y es con Martha Érika Alonso, la candidata de por Puebla al Frente al gobierno del estado.

Los votos del magisterio llegarán de esa manera al PAN y no a Morena como los lideres nacionales del magisterio están tratando de venderle a AMLO.

Hay que recordar que Nueva Alianza fue en coalición con el PAN en 2010, 2013 y 2016.

De hecho fue en 2010 cuando Panal hizo la alianza con Moreno Valle y a partir de ahí el SNTE se sintió morenovallista.

En esta ocasión, por presiones del PRI querían que fueran con ellos en una coalición sin futuro nacional y menos local.

Pero lograron zafarse e ir solos aunque con un candidato muy malo que nunca se asumió como tal.

Ante la nula posibilidad de ganar con Romero Carreto, algunos maestros se estaban yendo con el PAN y otros con Morena.

A Morena porque había señales de “la maestra” que los llevaba para allá.

Pero llegaron las señales locales.

Así que ahora, sumarse a Martha Erika, es su mejor opción para fortalecer a Nueva Alianza que es una fórmula ganar-ganar.

Nueva Alianza tiene una nueva alianza con el PAN para hacer ganar a Martha Erika y seguro cobrarán caro su amor.

Gracias y nos leemos el lunes.

Mientras, nos leemos en redes como @erickbecerra1 y @erickbecerramx

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre