El paro nacional de transportistas en Brasil impactó la proveeduría de motores para la planta Puebla de Volkswagen de México, por lo cual habrá suspensión en producción del Jetta séptima generación del lunes 4 al miércoles 6 de junio.

La suspensión será a cuenta de vacaciones para los técnicos sindicalizados, pero tendría que cubrirse con tiempos extras, planteó en entrevista el secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen, Rey David García Avendaño.

De entrada son tres días y Volkswagen de México tendría que tomar las previsiones para que la suspensión de producción del nuevo Jetta en su planta de Cuautlancingo, Puebla no se prolongue más tiempo, refirió García Avendaño.

Precisó que tal freno en la producción de dicha unidad se debe a la falta de suministro de motores que provienen de Brasil, cuyo abastecimiento se demoró por un paro de labores que realizan transportistas en aquella nación, como medida de protesta por el alza de los combustibles.

En entrevista con este medio el líder gremial aclaró que tal paro es ajeno a la planta.

El Nuevo Jetta de Volkswagen sumó en el primer cuatrimestre del año junto Tiguan la mayor parte de los 111 mil 524 vehículos generados en Puebla por esa firma.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre