Con una función de gala que tuvo lugar en el auditorio del Complejo Cultural Universitario (CCU), La dama de negro celebró 24 años ininterrumpidos en cartelera y la representación número 6 mil 666 con las espectaculares actuaciones de Odiseo Bichir y Benjamín Rivero, quienes lograron provocar terror entre el público.

Esta fue la primera vez que el montaje basado en la dramaturgia de Susan Hill y Stephen Mallatrat, bajo la dirección de Rafael Perrín, se presenta en dicho recinto, saliendo de su tradicional foro en esta ciudad, el Teatro Principal; sin embargo, la amplitud del lugar no impido crear un suspenso y miedo, que lograron erizar la piel y hacer dar saltos repentinos a la audiencia.

Esta es la historia de Arthur Kipps, quien ha vivido aterrado a partir de una experiencia que enfrentó en su juventud y quien debe superar esos miedos de una inusual manera, contando lo sucedido a un público conformado por familiares y amigos. Así que se da a la tarea de escribir su historia, pero para lograr el acto escénico, busca la ayuda de John Morris.

Aquí es donde empieza la trama y desde este momento, cuando Kipps (Bichir) sale a escena de entre el público –pues se ha citado en un teatro antiguo con Morris (Rivero)-, empieza la intriga. Entre charlas acaloradas y un tanto subidas de tono, que van creando una atmosfera un tanto pesada, la audiencia va entendiendo que “La dama de negro” va más allá de la ficción.

Sonidos incidentales, humo, un prender y apagar de luces, y el rechinido de una silla mecedora, abonaron al miedo que sintieron los poblanos, quienes al final propinaron una ovación de pie a los histriones. “La dama de negro” continua con funciones en el Teatro Ofelia de la Ciudad de México y en octubre llegará a sus 25 años, motivo de un festejo más.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre