En las últimas semanas de campaña ha sido tema el número de elementos de la policía estatal que operan actualmente y que a decir de la oposición al gobierno actual han ido en descenso desde el sexenio de Rafael Moreno Valle. Pero ¿sabe qué? Quien redujo en mil 147 el número de policías fue Mario Marín.

Tengo una respuesta emitida por la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Seguridad Pública del estado al exdelegado del IMSS, Francisco Fraile García, en la que aclaran esa situación.

Para que tenga una idea clara, el entonces priista Mario Marín Torres comenzó su sexenio con 4 mil 881 uniformados operativos activos en 2005, pero pasó a 4 mil 717 un año después; a 4 mil 542 en 2007; 3 mil 597 en 2008; a 3 mil 697 el año siguiente y concluyó su administración con 3 mil 734 en 2010.

De acuerdo con el documento que le presento, la evolución del número de policías estatales en funciones en el sexenio de Moreno Valle de 2011 a 2017 fue la siguiente: 4 mil 86 en 2011; 5 mil 706 en 2012; 5 mil 857 en 2013; 5 mil 477 en 2014; 5 mil 171 en 2015; 5 mil 445 en 2016 y terminó el sexenio con 5 mil 424 efectivos.

En esta campaña tanto federal como estatal hemos visto un montón de cifras falsas, datos que son verosímiles pero inexactos, ni qué decir de los mostrados en el primer debate presidencial.

El tema no es sólo lo que en la jerga policial llaman el estado de fuerza sino todo en su conjunto: la estrategia, la táctica, el equipo, los ingresos e incentivos, la tecnología y la inteligencia policial, entre muchos otros factores para poder enfrentar adecuadamente a la delincuencia.

Sin duda el número de elementos es importante, pero por ejemplo, en Lomas de Angelópolis, donde hay controles estrictos de acceso, se registró ayer el homicidio de un presunto narcotraficante al menudeo originario de Tamaulipas, quien fue detenido en 2011.

Esto nos habla de una precaria vigilancia –privada- en el fraccionamiento pero también de que la administración de la justicia es muy deficiente, situación que empeoró con el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

La situación no mejorará sólo con más policías.

Ahí los datos.

Desde los corrillos:

Guillermo Aréchiga protagonizó ayer una caravana para promover su candidatura al distrito 9 como diputado federal.

También protagoniza un conflicto interno en Morena, porque hay una corriente sobre todo de disidencia magisterial que apoya a Andrés Manuel pero no a Aréchiga.

Hace unos días los integrantes de ese grupo, encabezado por Jorge Cabrera Cantera, criticaron al exlíder del SNTE porque lo acusan de represor y de ser una quintacolumna en Morena.

Sea lo que sea, los números parecen favorecer a Jorge Aguilar Chedraui en esa demarcación, una de las más grandes que están en disputa.

Gracias y nos leemos el miércoles, pero antes nos vemos en Twitter como @erickbecerra1 y @erickbecerramx en Facebook

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre