“Por supuesto que van a querer hacer un fraude, por supuesto que sí”, alertó el activista y sacerdote, Alejandro Solalinde, de cara a las elecciones del 1 de julio, quien dijo que tal acción la van a querer cometer entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (AMLO) para que Andrés Manuel López Obrador no llegue a la Presidencia.

En su visita a Puebla, señaló que aunque el PRI y el PAN estén casados por la iglesia políticamente, dadas las circunstancias, ahora sí ya se pelaron de verdad.

Por lo tanto, y ante las encuestas que colocan a AMLO como el puntero, los otros partidos van a luchar por quedarse con el segundo lugar, “el PRI bajo ningún concepto quiere quedar en tercer lugar, porque es una evidencia de su caída, y es el costo de lo que tiene que pagar por todo lo que traicionó y robó a México”.

“Pero es muy difícil, muy difícil, que hagan el fraude, lo van a intentar; están haciendo todo, como lo de las llamadas telefónicas contra AMLO”, aseveró, al tiempo de destacar que pueden hacer el fraude porque tienen al “zarten por el mango”, y tienen las instituciones a su favor y la estructura.

¿Qué pasaría se hicieran el fraude?

Solalinde respondió que ahí se vería cómo respondería el pueblo mexicano.

Puntualizó que durante el Debate presidencial, fue la última oportunidad que tuvieron los del PRI y PAN, de enlodar al pueblo, y negar el derecho al cambio.

Agregó que existe una crisis tremenda en Derechos Humanos, en que el mal gobierno llegó a niveles de cinismo, de descaro, “el pueblo parece que dijo ya basta”.

Y es que Alejandro Solalinde puntualizó que los malos gobiernos han trabajado para unos cuantos para la oligarquía, que durante años han sido las beneficiarias de todas las riquezas de México.

Por ello, exhortó a los candidatos, o están con el pueblo (entiéndase las mayorías) o están con los mismos intereses oligárquicos, “El PRI y el PAN son lo mismo, tienen el mismo modelo, han dejado a la población en el olvido”.

Dijo que matar y atacar a las mujeres, ya no es algo sólo de creencias ni de considerar que una persona es sagrada o no, es cuestión mínima de instinto de conservación. “Cuando nosotros como país, como región, estamos matando sistemáticamente a las mujeres, no estamos autodestruyendo”.

En cuanto al cierre de campaña de Andrés Manuel López Obrador en el Estadio Azteca, y las críticas que sufrió por ser una sede del grupo Televisa, dijo que ahora la empresa se está dando cuenta que el PRI va en caída libre, en picada, y al son que les tocan van; pero eso –aclaró- no significa que va a comprometer AMLO la libertad de México.

“Aunque quisiera no va a poder, porque Andrés Manuel tendrá que obedecer al pueblo”, acentuó.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre