La candidata al gobierno del estado de la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso, firmó el “Pacto por la Primera Infancia” que considera la restitución de los derechos de niños de cero a seis años, vía políticas públicas y recursos visibles y suficientes para su desarrollo.

Martha Erika Alonso se declaró “aliada en el trabajo por la primera infancia”, al recordar que durante su gestión, el Sistema DIF incrementó el número de desayunadores para una mejor alimentación para los niños, y el programa Iniciando una Correcta Nutrición brindó a los niños leche fortificada, así como acciones de salud.

La candidata expuso que lo que se puede hacer en conjunto con la sociedad civil es multiplicar esfuerzos y resultados.

El pacto considera acciones como disminuir la desnutrición y anemia, incrementar lactancia en los primeros seis meses, reducir número de infantes que no reciben vacunas, reducir niños sin servicios de salud y escolar por discapacidades, aumentar el porcentaje de niños en condiciones de desarrollo,

Asimismo, acceso a programas preescolares y de aprendizaje temprano, promover habilidades parentales y prácticas de crianza por parte de padres y cuidadores, que tengan registro civil, erradicar la violencia a la primera infancia y disminuir el porcentaje de infantes en pobreza.

En paralelo, incluir en el plan estatal de desarrollo los preceptos para apoyar a ese sector, un proyecto de primera infancia para Puebla, programas de medición, adecuación de la normatividad para etiquetar recursos visibles y suficientes para el desarrollo de la primera infancia, dijo David Calderón, de Mexicanos Primero, en la firma del pacto con Martha Erika.

El director de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Hospital Infantil de México, Federico Gómez, Antonio Rizzoli, destacó que la construcción del cerebro va de una educación inicial adecuada, interacción con el infante y nutrición

Y es que 80 por ciento de los niños tienen problemas de lenguaje, por lo cual no basta solamente lo que se haga en la escuela, sino en las familias, pues aprenden las 24 horas del día, y son ya uno de cada cinco habitantes del país, de manera que son el presente, no el futuro.

Recalcó que la educación en valores se da en la primera infancia, como el sentido de respeto a la propiedad, fundamental para evitar una de las causas de la corrupción.

Antes, el candidato a diputado federal, Jorge Aguilar Chedraui, dijo que no hay mejor forma de empezar por el principio en acciones como la igualdad, el garantizar que cualquier persona con independencia de dónde nazca o viva tengan un techo de bienestar mínimo, así como trabajar para que niñas y niños tengan servicios de salud, vacunas suficientes y un entorno digno.

En los primeros 24 meses se crean 700 conexiones neuronales por segundo en un entorno saludable, hecho que no se repite el resto de la vida, por lo cual en un escenario de adversidad y pobreza perderán esa oportunidad.

El Pacto por la Primera Infancia también contempla capacitación para el desarrollo de habilidades parentales y certidumbre jurídica con el Registro Civil para dar a cada infante su Acta de Nacimiento, “para saber que existen y apoyarlos”.

Y es que la falta de atención a la primera infancia se refleja en fenómenos sociales posteriores por la falta de socialización, como el que Puebla se encuentre entre cinco estados con más menores embarazadas.

En México país, hay 12.7 millones de niñas y niños con periodos de cero a cinco años, donde 60 por ciento viven en pobreza y condiciones de vulnerabilidad, por lo cual 13 por ciento padecen desnutrición crónica y 24 por ciento no asisten al preescolar.

En Puebla, hay 600 mil niños en primera infancia y 164 mil padecen problemas desnutrición, uno de cada cinco no van al preescolar y una cuarta parte se encuentran en condiciones de pobreza extrema.

En 2016, se creó el Pacto por la Infancia y a la fecha suma 380 agrupaciones que impulsan dicho Pacto para que se le consolide como política de gobierno.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre