El próximo presidente de México, el cual se elegirá el próximo 1 de julio, deberá de generar estabilidad financiera, por que algo que preocupa a los mercados es el manejo del gasto público.

Así lo planteó Marcos Gutiérrez Barrón, investigador en economía de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (Upaep), quien dijo que si se desarrolla un gobierno que se va a dedicar a gastar sin tener una recaudación considerable, “eso serían señales negativas”.

En un balance financiero, indicó que, una vez que se sepa del ganador se deberá de estar pendiente de cómo actúe y de cómo será su política de gastos con el fin de ofrecer estabilidad financiera.

Y es que advirtió que aquellos inversionistas que tienen su dinero en México y que ven incertidumbre, retiran su dinero y los sacan del país y lo colocan en otros países, en especial en Estados Unidos.

Reveló que debido al proceso electoral, alrededor de 14 mil millones de dólares ha salido de la economía mexicana, por la coyuntura electoral y el aumento en las tasas de intereses.

El especialista precisó que eso se podría revertir de que después de las elecciones, el candidato que quede como futuro presidente del país, realmente sea avalado por los mercados internacionales, y genere situaciones de confianzas par que los capitales no vean ningún riesgo y tengan que salir de la nación.

En ese sentido, Gutiérrez Barrón consideró viable las opciones que ha ofrecido el candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de respetar la Autonomía del Banco de México, un buen manejo del gasto público y plantear un Consejo Fiscal que maneje los rubros económicos, “no seria malo, y es bueno que se lleve a cabo, que tiene que ver con el combate de la corrupción, para que los ahorros se realicen”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre