Los tribunales electorales, el local y el Trife, están para atender las objeciones de los partidos y candidatos de Morena en las elecciones.

Pero Morena no quiso ir a tribunales para impugnar la elección de Puebla.

Ayer, líderes de Morena entraron por la fuerza en el MM y exigieron justicia a voz de cuello y de manera retadora incluso al secretario de seguridad estatal, Jesús Morales.

Bueno, agredieron a funcionarios públicos, afirmaron fraude y… afirmaron fraude.

No defiendo al PAN. Tampoco quemo en la hoguera a Morena por irrumpir en el hotel MM, donde, a decir del PAN, revisaban actas de las casillas de la elección y no estaban haciendo nada ilegal.

Sólo les recuerdo que en unos meses Morena será gobierno. Ya serán alcaldes, legisladores locales y federales, y además, lo serán de manera mayoritaria.

Mi punto es más bien si están conscientes de que esa actuación, agresiva, beligerante, violenta incluso, será aprobada por los electores que votaron por ellos (bueno, en realidad en el caso de la inmensa mayoría votaron por Andrés Manuel López Obrador).

Mi análisis en realidad es:

  1. El zafarrancho da nota y foto, pero esa nota y foto no coincide con aquello con lo que Andrés Manuel López Obrador intentó convencernos de que no sería violento ni agresivo. Bueno, ¡hasta dijo en sus espots que llevaba años luchando y no se rompió ni un vidrio!
  2. Dicho lo cual me pregunto: ¿los señores de Morena están conscientes de que esa es la manera de impedir lo que califican de “fraude electoral”?
  3. ¿La Fepade, el Trife y todos los organismos electorales les harán caso porque ingresen a la fuerza a un hotel?
  4. ¿No habrían podido hacer lo mismo, evidenciar lo que querían pero de manera pacífica, llevando a la Fepade que dentro de unos meses estará al mando de su jefe político, es decir del presidente AMLOVE que hoy derramó miel con el presidente Enrique Peña Nieto?
  5. Yo no sé si hubo fraude o no. Yo creo que si lo hubo deben las autoridades sancionarlo. Pero si los resultados del PREP del IEE reflejan lo que ocurrió en las urnas, el electorado que votó por Morena y el que no lo hizo sancionará con su opinión a quienes encabezaron este bonito espectáculo.
  6. Por cierto, anoche, el vocero del estado, Ernesto Echeguren, me dijo que el gobierno del estado no permitirá actos de violencia. Hace falta, me dijo, que los candidatos y actores políticos serenen los ánimos y recurran a las instancias debidas. Y estoy de acuerdo con él. Por eso, serenos, Morenos…

Desde los corrillos:

  1. Creo que el uso de la fuerza y agresiones contra personajes clave en la política local como Eukid Castañón fueron excesivos.

Considero que en política debe privilegiar el diálogo y el argumento para convencer.

No puedo más que asquearme de todo esto pero no sigo escribiendo porque me acusarán de proteger al “poder”, cuando en realidad se puede defender solo. Los periodistas sólo reporteamos y de vez en cuando le hacemos al análisis. Es todo.

  1. Ya que hablamos de las manifestaciones de Morena, le cuento que en la marcha de anoche se vio a dos personajes que trabajaron con Mario Marín: a Jorge Arroyo García, expresidente del PRI, y a Francisco Castillo Montemayor, el ex secretario del Medio Ambiente del gobierno del PRI (supongo que ya no militan en ese partido).
  2. Por cierto que Marco Baños, integrante del consejo general del INE, dijo que es perfectamente legal que los partidos tengan copias de las actas de las casillas, como dijo el PAN que era lo que tenían en el MM.

Gracias.

Twitter: @erickbecerra1

Face: @erickbecerramx

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre