El presidente en Puebla del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Juan Espinosa Vargas, estimó que el promedio de sobrevivencia de las mipymes es de 7.8 años y advirtió que deben darse condiciones para su formalización, que paguen impuestos y se integren a cadenas de valor.

Refirió que la economía informal representa 22.6 por ciento del Producto Interno Bruto de México (PIB), en tanto que emplea al 56.7 por ciento de la población en los mercados de trabajo, por lo que es necesario facilitar y flexibilizar los procesos para fiscalizar a más empresas.

Afirmó que el gobierno federal debe tener la apertura para que las pequeñas y medianas empresas puedan participar en los procesos de licitación de proyectos en infraestructura o construcción.

La idea es que las Mipymes se integren a las cadenas productivas de valor agregado de la economía nacional para formar un círculo virtuoso y se pueda incrementar la oferta de servicios financieros para estas empresas.

Conforme al estudio “las Mipymes en México: Análisis de su creación y desarrollo”, realizado por el Centro de Investigación y Estudios de Postgrado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), con la colaboración de la empresa de créditos Provident el microempresario se desenvuelve en un mercado de supervivencia.

De las empresas encuestadas, el 63.4 por ciento son de reciente creación lo que demuestra que se desarrollan en un entorno complicado, porque la mayoría después del primer año empiezan a tener problemas en su operación y sólo 35 por ciento llega a los cinco años de vida.

Asimismo, de cada 100 negocios creados, únicamente 15 prevalecen después de 20 años.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre