Miguel Guerra Castillo, vocero del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP) informó que en los próximos meses se estaría por resolver la situación jurídica de la que fueron objeto él y otros nueve maestros los cuales fueron cesados en 2012 por el gobierno en turno al oponerse a la aplicación de la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (Enlace).

En entrevista indicó que el amparo que se promovió para que se les reinstale y otorgue parte de sus salarios de varios años, ya fue turnado al Colegiado Tribunal el cual resolverá en unas semanas o meses.

Recordó que el asunto durante seis años estuvo a cargo de estancias locales como el Tribunal de Arbitraje del Estado, institución afín del gobierno local. “Durante seis años estuvieron chicaleando el asunto”.

“Nuestros casos de los diez, se va a resolver, porque el asunto ya está en el ámbito federal”, aseguró el líder del ala magisterial.

En el laudo se estipula que tienen derecho a los seis años de salarios caídos y la reinstalación, “esperamos que el Colegiado modifique el laudo del Tribunal local, que nos haga justicia, y yo creo que si será favorablemente”, precisó.

Y es que confía en que las cosas cambien, ya que se respiran aires de esperanza y reconciliación, “sentimos que esa tensión terrible que había antes de vernos todos acosados, se va arreglando”.

Entre los maestros cesados se ubican docentes de las regiones Huauchinango, Tehuacán, Acatlán y Puebla capital

Cabe recordar que Guerra Castillo, se negó a aplicar la prueba Enlace en la escuela primaria Benemérito de América, pese a que funcionarios de la Secretaría de Educación de ese entonces se presentaron en la institución acompañados de un agente del Ministerio Público y le advirtieron que levantarían cargos penales en su contra.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre