Al menos seis meses tendrán que pasar para que sea visible el saneamiento de la laguna de Valsequillo, lo que significa que el gobierno actual heredará el proyecto a la siguiente administración, advirtió el secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, Rodrigo Riestra Piña.

Explicó que a corto plazo la idea es que se solucione el problema de salud pública por la contaminación en la superficie del afluente, el cual abastece al distrito de riego 030, donde hay más de 300 mil hectáreas de cultivos.

En este sentido, el funcionario estatal dijo que resultaría “ilógico pensar que en los cuatro meses que le queda al gobierno de Antonio Gali Fayad se va a limpiar por completo a Valsequillo, con los tres barcos que inyectarán ozono al agua.

Señaló que el cuidado de la laguna depende también de evitar que se sigan lazando descargas a la Cuenca del Alto Atoyac –conformada por los ríos Zahuapan, Atoyac y Alseseca-, pues su destino final es Valsequillo.

Sería ilógico pensar que esta tecnología resuelva las condiciones de la cuenca en su totalidad, el objetivo es sólo el cuerpo de agua en Valsequillo, aunque se tiene que trabajar en el resto de la cuenca, es decir, que disminuya la descarga contaminante de empresas, ayuntamientos y casas habitación, porque si no se disminuye va a seguir alimentando la contaminación a la presa de Valsequillo”, expresó Riestra Piña.

Rodrigo Riestra precisó que la inversión de 209 millones de pesos que anunció el gobernador del estado es para realizar labores durante tres meses –octubre, noviembre, diciembre-, pero a partir de enero el nuevo gobierno tendrá que darle continuidad y tendrá que desembolsar unos tres millones de pesos más para garantizar la operación de los barcos.

Además, confirmó que la empresa Dellepere Enterprise será la encargada de sanear Valsequillo y que ya se tiene identificadas ciertas zonas de mayor contaminación donde arrancarán las tareas de limpieza.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre