La próxima legislatura no utilizará las cuentas públicas de los presidentes municipales como “garrote político”, ello implica que los diputados que tomarán protesta el próximo 15 de septiembre, revisarán el trabajo que realiza la Auditoria Superior del Estado y de ser necesario depurarán la dependencia. 

En entrevista, Gabriel Biestro Medinilla, próximo coordinador del grupo parlamentario de Morena, sostuvo que “no habrá cacería de brujas en la siguiente legislación”; sin embargo, dejó en claro que no permitirán abusos de poder contra los sujetos obligados, como se dejó ver en legislaturas anteriores. 

No obstante, recalcó que aquellos servidores públicos que hayan desviado recursos o carezcan de cuentas claras serán observadas por la Auditoria, y sancionados como lo indica la ley, para casos no graves serían las contralorías internas y las faltas graves el Tribunal de Justicia Administrativa, será la instancia competente.

“Buscaremos que cambie el titular de la auditoria, por alguien mejor, que tenga la mayor aceptación de la ciudadanía y en quien la ciudadanía confía. (…) Revisaremos el caso de Auditoria, del Fiscal y de titular del Poder Judicial”, puntualizó.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre