El miércoles, en la reunión de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con representantes de la Anuies, fue notoria la presencia de los rectores de las universidades más importantes de Puebla.

Me refiero a Alfonso Esparza Ortiz, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), y de Emilio Baños Ardavín, rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep).

Destaco cinco aspectos que me parecen relevantes de la presencia de los dos personajes.

Primero, el rector de la BUAP reconoció que la llegada de la SEP federal a Puebla favorecerá la atención al tema educativo en la entidad, donde se presentan diversos fenómenos a corregir.

Segundo, vio con muy buenos ojos el otorgamiento de becas universales para educación media superior, porque eso eleva la posibilidad de elevar la formación hacia el camino a los estudios técnicos o superiores.

Un compromiso hacia las universidades fue muy relevante que ajustará los presupuestos de acuerdo a la inflación, con lo que al menos les dijo que no les reducirá los fondos.

La verdad es que la legitimidad del presidente electo y la cordura para mantener una buena relación con las universidades públicas y privadas permitirá avanzar en buenos acuerdos.

Como vimos, el rector Esparza saludó al presidente electo y con ello mandar buenos mensajes para la comunidad universitaria BUAP, sobre todo después del reciente endurecimiento de las exigencias del rector por los retrasos en la entrega de fondos federales.

Por su lado, Emilio Baños, rector de la Upaep, llamó la atención del presidente electo a mejorar la calidad de la exigencia para entregar Revoes a las universidades privadas.

El rector de la Upaep tomó el micrófono como representante del Consejo de Universidades Particulares e Instituciones Afines (CUPRIA), ante la presencia del próximo titular de la SEP federal, Esteban Moctezuma.

En su discurso destacó que “las IES particulares pueden aportar, hacia el año 2024, alrededor de 2.5 puntos porcentuales a la cobertura de educación superior, aprovechando su capacidad instalada y siempre que se preserven sus criterios de calidad”.

Y claro, lanzó la propuesta: “Este incremento incorporaría a más de 100 mil jóvenes, y se podría financiar con diversos mecanismos e incentivos que se han propuesto, tales como: Generar un sistema de becas que pudiera ser progresivo, con el concurso del gobierno federal y los estatales, e incluso con la participación del sector privado.

Considerar que los padres de familia o tutores puedan deducir de impuestos las colegiaturas de educación superior, por montos que sean representativos de instituciones de calidad.

Incrementar los montos que las IES particulares destinan a becas mediante la recuperación del IVA pagado por la compra de insumos y servicios.

Destacada sin duda su postura, y elocuente el mensaje.

Vienen, claramente, buenos momentos para la educación en Puebla, a juzgar por el protagonismo de los rectores de Puebla en este encuentro.

Gracias y nos leemos el lunes.

Twitter: @erickbecerra1

Face: @erickbecerramx

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre