Volkswagen de México propuso al Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) que en 2019 el incremento al salario sea el equivalente a la inflación más un punto adicional, mientras que otorgó 5.5 por ciento directo al salario en la revisión 2018, arriba de la carestía anual del 4.8 por ciento.

Asimismo, uno por ciento en prestaciones y se incorporó la oferta de añadir uno por ciento más al fondo de ahorro que aporten los trabajadores, se eliminaron las propuestas para ascenso o pago único y el premio de calidad aumentará en dos días.

Con ello quedó concertada la revisión contractual en la planta automotriz más grande del país, que aporta alrededor del 10.8 por ciento de la producción nacional de vehículos ligeros y nueve mil 600 empleos de técnicos sindicalizados, más cerca de seis mil de confianza y nómina confidencial.

En tanto se desarrollaba la negociación, se daba a conocer que la producción del Golf en su octava generación se desplazaría en su totalidad de las plantas de Zwickau en Alemania y de Puebla, México, hacia Wolfsburg, conforme declaraciones del responsable de producción y logística de VW AG, Andreas Tostmann.

Al arranque de las pláticas, la empresa inició con una oferta del 3.5 por ciento y elevó a 4 y 4.3 por ciento su oferta para la revisión contractual 2018, mientras que el Sindicato pasó del nueve al 8.5 por ciento de demanda de mejora salarial más dos por ciento en prestaciones y clausulas mixtas y económicas en la negociación.

Ello en el marco de la revisión contractual en la armadora automotriz, cuyo emplazamiento a huelga vencía a las 11 horas del sábado 18 de agosto.

Durante las pláticas, la empresa confirmó los pronósticos mencionados en días previos, con relación a la posible disminución de volumen de producción de 16 por ciento.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre