Comenzaba el mediodía viernes y con él, se reanudaban las difíciles negociaciones entre el sindicato independiente y la empresa Volkswagen, cuyos representantes dijeron que “se le estaban acabando las canicas”. La parte sindical respondió que al Sitiavw “ya se le habían acabado”.

Esa postura ayudó literalmente a flexibilizar la postura de la firma alemana que comenzó ofreciendo un alza salarial del 2% contra 12% que exigía el sindicato.

Doce horas después, rebasada la medianoche del viernes hubo humo blanco: 5.5% de alza salarial fue un punto intermedio entre ambas posturas.

Así, el sindicato de una de las plantas automotrices más importantes del país se alzó con liderazgo fortalecido.

Pero no fue el único. En este proceso de revisión contractual y salarial hubo varios ganadores. Sin duda los trabajadores sindicalizados que alcanzaron un incremento de 6.5% del cual el 5.5% va directo al salario y 1% al Fondo de Ahorro. Y aquí las lecturas:

Primero, el aumento directo es superior a la inflación registrada en 2017 de 4.8%, aspecto que ya cada vez menos sindicatos están logrando.

Segundo, junto con la prestación de Fondo de Ahorro (por cierto, ganada hace dos años por esta gestión sindical) se supera en 1.7% el índice inflacionario del año. La pregunta es ¿cuál sindicato puede presumir este logro?

Destacan las prestaciones ganadas y adheridas al Contrato Colectivo de Trabajo: incrementos en apoyos a útiles escolares, más días de descanso en caso de fallecimiento de familiares, adopción y por embarazo, son algunos de los triunfos. No obstante, hay a quienes puso nervioso el hecho de que se haya revisado y firmado por adelantado la revisión salarial de 2019.

Los que han reflexionado entendieron que al final es un triunfo, ya que independientemente del índice inflacionario del próximo año, los trabajadores tendrán un incremento salarial superior. Por ejemplo, si la inflación en el primer año de la administración de López Obrador es de 4 puntos porcentuales, los trabajadores de Volskwagen tendrán un incremento salarial de 4% más un punto porcentual directo al salario y un punto porcentual al Fondo de Ahorro, es decir que su alza de sueldo será de 6%. No hace falta ser un genio para darse cuenta que los trabajadores salieron ganando.

Pero no sólo ellos ganaron. Sin duda, el secretario general, Rey David García Avendaño, fue otro de los fortalecidos con esta negociación. Cuentan los enterados que no sólo impuso condiciones en la negociación sino que al final los propios representantes de la empresa alemana reconocieron su liderazgo, estrategia y capacidad de negociación.

En el momento en el que la empresa argumentó que se le estaban acabando las canicas para negociar, Rey David les dijo que al Sitiavw ya se le habían acabado, lo que de inmediato hizo que la empresa revirara con una mejor oferta mucho más lógica que el 2.5% con el que había iniciado la puja.

Sin duda, esto dejó claro que el líder de los trabajadores de la empresa más importante de Puebla tiene los pantalones bien puestos para defender los intereses de los técnicos.

Al final, los representantes de la firma alemana no se fueron con las manos vacías. Evidentemente tenían el objetivo de firmar el arreglo salarial de 2019, que consiguieron.

Ahora sí podrán presumir que hicieron la tarea. Con ello, Puebla salió ganando con una empresa que seguirá operando y generando inversión, habrá estabilidad social, situación que bien deberían agradecer las actuales y futuras autoridades a una empresa inversora y a un líder sindical moderno y eficaz.

Gracias y nos leemos el miércoles.

Twitter: @erickbecerra1

Facebook: @erickbecerramx

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre