La Industria Nacional de Autopartes (INA) destacó los avances en torno a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a través de la “Carta Paralela Automotriz”, que compromete por escrito a Estados Unidos y México a seguir reconociendo sus sistemas normativos, es decir sus normas en materia automotriz.

En su más reciente reporte semanal, la INA refiere que la semana pasada fue cerrado el Anexo Sectorial Automotriz y que ahora es llamado la “Carta Paralela Automotriz”.

Añade que México y Estados Unidos, se comprometen por escrito, a seguir reconociendo sus sistemas normativos, es decir sus normas en materia automotriz; no obstante que las dos partes todavía deben llegar a un acuerdo sobre el período de transición para las reglas de origen automotrices, así como sobre “elementos financieros” no divulgados.

En su análisis en torno al TLCAN apunta que los equipos sectoriales han seguido reuniéndose para continuar las pláticas bilaterales, donde las conversaciones sobre autos están “progresando”, a decir de la Secretaría de Economía de México.

Sin embargo, Estados Unidos y México aún no han acordado el período de incorporación paulatina de nuevas reglas de origen automotrices.

En ese contexto la INA prevé que las reglas de origen del sector automotriz, México podría aceptar dos estándares más estrictos a los que inicialmente se resistió: un período de tres años para implementar las nuevas reglas y un nuevo requisito de que un número determinado de autopartes principales (7 core parts), como motores, que deberán producirse por completo dentro de la región del TLCAN para que los vehículos califiquen para beneficios arancelarios.

Asimismo apunta que las cuestiones laborales siguen sin resolverse entre Estados Unidos y México.

Refiere que “los sindicatos y los demócratas del Congreso quieren ver un TLCAN renegociado que obligue a México a realizar mejoras significativas en sus protecciones laborales, como poner fin al uso generalizado de contratos laborales que favorecen a los empleadores”.

En paralelo, expone que el apoyo de sindicatos y demócratas dependerá en gran medida de un mecanismo de aplicación que vaya más allá del status quo de tratados comerciales anteriores.

Y es que los sindicatos consideran que el mecanismo de disputas incluido en tratados comerciales recientes, que requiere que un gobierno promueva acciones legales contra otro por violaciones a las disciplinas laborales del tratado, es insuficiente luego de que Estados Unidos perdiera una disputa de varios años contra Guatemala, conforme explica el documento elaborado por la INA.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre