El autodenominado Comandante 30 llegó a Puebla en julio para brindar protección a la banda de “Los Cuijes” y así ganar territorio en actos delictivos, haciendo notar su presencia con una serie de videos y asesinatos.

Aún sin revelar la identidad tanto del presunto líder del Cártel Puebla Segura y la de siete “escoltas” abatidos por elementos de la Marina, autoridades locales ofrecieron una rueda de prensa en el Complejo Metropolitano de Seguridad Pública C-5.

El secretario de Seguridad Pública del Estado, Jesús Morales Rodríguez, detalló que el Comandante 30 llegó a Puebla proveniente de Chiapas y Guerrero buscando socios delictivos, haciendo alianza con Los Cuijes, considerados como un grupo sanguinario.

Con una serie de videos y ejecuciones se hacen notar por su grado de peligrosidad, su objetivo era ganar territorio “la intención de este sujeto con su grupo era ir avanzando” en narcomenudeo, robo de gas y de combustible.

En su intervención, el Fiscal de Investigación Metropolitana, Gustavo Huerta Yedra, puntualizó que a este grupo se le atribuye la ejecución de los seis policías municipales de Amozoc e incluso tras el enfrentamiento con elementos de la Marina se les aseguraron siete armas de fuego, dos de ellas de los uniformados asesinados.

Huerta Yedra, agregó que se les suman otros eventos delictivos como los dos cuerpos descuartizados de en Bosques de Manzanilla y otra serie de homicidios.

De acuerdo con el fiscal, el grupo quedó desarticulado, ya que incluso tres de los abatidos ayer en la madrugada, en la inspectoría de San Miguel Espejo, son integrantes de Los Cuijes, aunque no reveló su identidad.

Cabe destacar que pese a ser un trabajo de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) no estuvo presente algún representante, únicamente dos elementos.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre