Atlixco. La dirección de Servicios Públicos de Calidad realizó una poda sanitaria a los árboles del parque Colón con el objetivo de prevenir la caída de alguno, como sucedió ya en años anteriores.

Cabe recordar que los arboles del Zócalo tienen una antigüedad superior a los 50 años y muchos de ellos tienen inclinaciones peligrosas de su follaje, por ello desde hace al menos dos  años se realiza esta poda para mantenerlos en equilibro.

El último de los árboles que los vientos y fuerte lluvia arrancó desde la raíz, cayó hace dos años por el lado nor-oriente del parque afectando una banca, parque de la fachada del quiosco central y pasando a lastimar a una persona, la aparatosa caída de esta planta milenaria despertó la preocupación en la autoridad por realizar un diagnóstico de los árboles en todo el municipio.

De tal forma en 2016 se determinó que al menos 700 árboles en todo el municipio habían cumplido con su ciclo de vida, a partir de ello la indicación por parte de Roberto López López director de Servicios Públicos de Calidad, fue que se priorizó los de mayor riesgo y algunos fueron retirados por completo y otros podados.

Actualmente quedan 350 árboles riesgosos en todo Atlixco, admitió Roberto López y las zonas en las que existen más riesgos son las juntas auxiliares de Metepec, Ixtahuixtla y colonias como El León y Flores Magón, donde estos enormes ejemplares ya cumplieron su ciclo.

En el zócalo, dijo, quedan cerca de cinco árboles de los cuales se desconoce su edad pero que a simple vista representan ya un riesgo para los transeúntes, pese a ello no existen dictámenes de Protección Civil que obliguen a cortarlos.

El funcionario específico que no sólo la zona del Zócalo debe ser analizada, también la de Cabrera, Solares, camino a la colonia el León, carretera a Metepec, en donde en el 2015 dos árboles fueron arrancados por los vientos.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre