Tehuacán. Debido a que Tehuacán permanece como sede vacante de obispo desde hace ocho meses, correspondió al arzobispo metropolitano, Víctor Sánchez Espinosa, presidir la misa de acción de gracias por el 56° aniversario de la creación de esta diócesis, a la cual acudieron sacerdotes, religiosas, seminaristas y miles de fieles católicos de las 57 parroquias de los siete decanatos dispersos en 28 municipios poblanos.

A la par, en un ambiente de algarabía y devoción, se realizó la tradicional kermés que anualmente se organiza con la finalidad de recaudar fondos para el sostenimiento de los seminarios Menor y Mayor, en donde se prepara a los jóvenes que aspiran a la vida sacerdotal y en los que en las últimas cuatro décadas han desfilado más de 2 mil 500 seminaristas, remarcándose que la casa de formación tiene capacidad para albergar hasta 150 personas, pero hoy en día el numero de ocupantes no rebasa los 80. 

Integrantes del comité organizador explicaron que el evento se prolonga de las ocho de la mañana hasta las diez de la noche del primer domingo del mes de septiembre, siendo un momento de convivencia e identificación que une en lo espiritual, en fraternidad y caridad.

La tradición nació en 1962, a iniciativa del primer obispo, Rafael Ayala y Ayala, quien pensó en este mecanismo como estrategia para consolidar la construcción del Seminario Menor; inicialmente se efectuó en el atrio de Catedral, luego, una vez terminado el Seminario Menor se trasladó a éste y en la última década ha crecido a tal grado que se ha extendido a los campos del Seminario Mayor, y se ha enriquecido al incluir actividades culturales y artísticas.

En el seminario mayor son los alumnos y sus respectivos padres de familia los que colocan y atienden personalmente los puestos, en tanto, en el seminario menor se instalan todas las comunidades de los decanatos de la Sierra, del Sureste, del Norte, de la Mixteca, de Tlacotepec y de la Ciudad, la mayoría con una gran variedad de antojitos mexicanos, carnitas, tamales, mole, barbacoa, adobo, entre otros platillos típicos regionales. También, se ofrecen artesanías sobre todo de barro y palma.

 

Antecedentes

La Diócesis de Tehuacán fue erigida canónicamente el 1 de septiembre de 1962, esto con la consagración de la Catedral, denominada para la posteridad como “Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción”, acto que atestiguó Luigi Raimonodi, delegado apostólico en México por esas fechas.

La labor se comenzó con 25 parroquias y 29 sacerdotes, separando las del Distrito de Tehuacán, pertenecientes a la arquidiócesis de Oaxaca y otras de la arquidiócesis de Puebla, así como con 3 comunidades de religiosas.

Actualmente cuenta con 57 Parroquias, 3 Cuasi-parroquias y 3 Misiones Pastorales, integradas en 7 Decanatos de entre 28 municipios del estado de Puebla, así como los Seminarios Mayor y Menor y diversos Grupos, Asociaciones y Movimientos (GAM) apostólicos de fieles laicos que colaboran fraternalmente.

En lo pastoral, la diócesis es atendida hoy por 89 sacerdotes diocesanos, 8 sacerdotes de dos congregaciones de religiosos y 14 congregaciones de religiosas. Desde 1962 a la fecha han sido sus pastores u obispos: Rafael Ayala y Ayala, Lorenzo Cárdenas Aregullín, Norberto Rivera Carrera, Mario Espinosa Contreras y Rodrigo Aguilar Martínez.

Fue un 13 de enero de hace 56 años cuando el Papa Juan XXIII emite la bula Quem ad Modum, con la que se erige la nueva diócesis de Tehuacán. Seis meses después, el 29 de junio, se hace pública tal noticia, en la que se incluyen pormenores sobre la delimitación del territorio que conformará, así como el nombre de quien sería el primer obispo, nombrado unos días antes, el 18 de junio. La responsabilidad recayó en Ayala y Ayala, quien era entonces sacerdote de San Martín Texmelucan.

A la fecha la diócesis se encuentra como Sede Vacante, por lo que a través de un comunicado emitido por la curia, se expresó que anhelan ya conocer al futuro obispo que será el quinto de su historia.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre