El Consejo Estatal de Morena resultó ser un escenario de recriminación contra el dirigente estatal del partido Gabriel Biestro Medinilla, a quien le exigieron su renuncia inmediata, pese a que en once días presentará su renuncia como anunció este mismo domingo. 

Desde las once de la mañana de este domingo se dieron cita los consejeros a la sesión que fue convocada con 15 días de antelación, a la cual por ciento no acudió Biestro Medinilla, hecho que levantó malestar entre los asistentes. 

En entrevista, el consejero Pablo Salazar declaró que el presidente del Comité Ejecutivo Estatal del partido fue convocado para dar un balance sobre la elección 2018, pero “para variar nunca llegó, pese a que confirmó que llegaría”. 

Derivado de esta citación, los consejeros presentes realizaron un análisis de las elecciones por distritos de como la vieron y vivieron, posteriormente realizaron una retrospección de como quieren que sea el partido. 

Afirmó que hubo quórum, pese a que se influyó en algunos consejeros estatales para que no asistieran a la sesión.

Algunos compañeros que están en los municipios alejados de la capital a quienes les dijeron que el Consejo Estatal se suspendió cuando eso nunca existió, por estas razones y por el mal papel que desempeñó Gabriel Biestro como dirigente pues en las oficinas del partido ni un formato de registro hay, es que solicitamos su renuncia inmediata”, sostuvo. 

Por último, Pablo Salazar dijo que un punto de acuerdo total en el Consejo fue el respaldar a Claudia Rivera Vivanco y a no dejar que a los militantes electos en algún cargo de elección popular no sean respetados por la propia dirigencia estatal. 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre