Al Congreso local ingresó la iniciativa del Gobernador Antonio Gali Fayad, donde solicita autorización de la enajenación de 7 mil 226 metros cuadrados del inmueble que albergó las oficinas del IAPEP, será analizada y aprobada, en caso de ser así, en sesión extraordinaria. 

En sesión de la Comisión Permanente se dio cuenta de lo que sería la primera enajenación de Antonio Gali, por el inmueble ubicado en Reforma 710 en donde se establecieron oficinas de gobierno en el sexenio de Mario Marín Torres, así como de la Secotrade, además del extinto Instituto para la Asistencia Pública del Estado de Puebla (IAPEP)y la Casa del Niño (orfanato). 

Aunque apenas se envió a comisiones para su análisis y discusión, el presidente de la Junta de Gobierno, Carlos Martínez Amador, dijo que en caso de aprobarse el dictamen tendría que ponerse a consideración del pleno por lo que convocaría a otra sesión extraordinaria, -la cual se presume- que tentativamente sea el próximo viernes 7 de septiembre. 

En esta inmueble catalogado como histórico, también albergó las oficinas del Patronato de la Beneficencia Pública, la Dirección de Protección Civil del Estado, las oficinas administrativas del Monte de Piedad y la Junta de Conciliación y Arbitraje.  

 

Enajenación del inmueble por terminar su vida útil 

Por oneroso y por representar un riesgo para la población se enajena el inmuebles, es como se presenta la iniciativa, se indica en la propuesta. 

Tal como lo anunciaron los diputados de electos de Juntos Haremos Historia, este día, entró el oficio en el cual se señala que el Plan de Desarrollo Estatal 2017-2018 se debe regir de manera controlada, eficiente y eficaz los recursos humanos y materiales del Estado empleando como estrategia instaurar criterios de calidad, eficiencia, austeridad y transparencia en las acciones referentes a la administración de personal, adquisición de bienes y/o servicios, manejo de vehículos y procesos de adjudicación pública.

Además, se indica que el artículo 31 de la Ley General de Bienes del Estado establece que: Los bienes propiedad del Estado no destinados a un servicio público o que no disfruten de iguales privilegios que aquellos que si lo están, pueden enajenarse, siempre que no existan razones que impongan la necesidad o la conveniencia de conservar dicho bien

Por tal motivo, al considerar que con base a un dictamen de Protección Civil en donde se indica que los materiales con que fue construido el inmueble de 13 mil 367.69 m2 y de construcción de 17 mil 666.39 m2, específicamente el área que se pretende enajenar que son 7 mil 226 metros cuadrados no es apta para su uso, toda vez que presentan daños estructurales evidentes y que la vida útil de los materiales con que fue construido han llegado a su fin, además de que no es factible para su uso, por lo que exhortó a mantener esas áreas desocupadas por el riesgo y la vulnerabilidad a la que están expuestas la integridad del inmueble y de las personas.

La superficie, la cual pretende deshacerse el gobernador de los bienes del estado, está en el inmueble ubicado en Reforma 710, específicamente en la manzana comprendida por las calles Avenida Reforma 7 Norte, Calle 2 Poniente y 9 Norte. 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre