La gobernadora electa de Puebla, Martha Erika Alonso, sentenció que hay una ola de violencia nacional, donde la entidad no es ajena, por lo cual, postuló que se requiere de una reestructura total de las áreas de seguridad, incluida una mejora en el área de presupuesto, atendiendo tanto el origen como las causas.

También acotó que se debe de revisar el caso del asesinato del edil electo de Nopalucan,  Félix Aguilar Caballero, pues de ser cierto su vínculo con la delincuencia organizada y el robo de trenes, ni siquiera debió ser candidato a la presidencia municipal.

Declaró que sociedad y gobierno requieren de trabajar juntos para lograr los resultados deseados, al reunirse con representantes de 25 cámaras agremiadas al Consejo Coordinador de Puebla.

A pregunta expresa, en torno a casos como la licencia que solicitó el Fiscal, Víctor Carranca, Martha Erika recalcó que “quien no dé resultados debe dejar su cargo”, aunque, deslindó, es respetuosa de las decisiones del actual gobierno, al apuntar también que no le propondrá que se intervengan determinados ayuntamientos ante su alta incidencia delictiva.

“Yo no hablaría de una persona, sería injusto, pero la Fiscalía no pasa por su mejor momento, hay una serie de factores que se necesitan mejorar e implementar para lograr los resultados que como ciudadanos estamos pidiendo y uno es la falta de recursos, de personal, hay mucho por hacer, pero llegará el momento que me toque hablar con el Fiscal respecto al trabajo que toca hacer”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre