Atlixco. Con una explanada llena tanto en las gradas bajas como altas hoy los atlixquenses confirmaron que el Atlixcayotontli es suyo, es la fiesta de Atlixco; a diferencia de otros años se percibió la respuesta de la gente, algo que hizo lucir más el evento.

El ‘Tontli’ como le llaman cariñosamente los del Pueblo Mágico, es el inicio de la fiesta cultural más importante del estado de Puebla, el preámbulo para la celebración del Huey Atlixcáyotl la fiesta grande, la de todos los poblanos.

Duro ha sido el trabajo de la asociación civil encargada de organizar esta fiesta chica, poco es el recurso que se tiene y más ahora en esta edición 2018 con lo del sismo del año pasado, pues gran porte del recurso con el que se realiza proviene del patrocinio de la iniciativa privada de la localidad, que vio severamente afectadas sus ventas tras el temblor.

Pese a ello y pareciera que en reconocimiento al trabajo realizado por los ciudadanos de la asociación civil Atlixcayotontli la plazuela de la danza este domingo lucio llena.

Fue a las 10 de la mañana cuando la gente comenzó a acompañar a los danzantes y autoridades locales que recorrían las calles de las colonias Ahuehuete, Solares Chicos y

Solares Grandes al ritmo de la música de banda de viento, seguidos del sonar de los fuetes de los Tecuanes de Acatlán de Osorio, mientras las Chinas Atlixquenses y los Charros de a Pie, como buenos anfitriones fueron abriéndole el paso al contingente formado por los oriundos de 11 comunidades de la región del Valle de Atlixco.


Las flautillas de los voladores de Cuetzalan sonaron llamando a los vecinos del área asomarse a la ventana para verlos pasar; la cuadrilla de la colonia Resurrección de la ciudad de Puebla asombraba en su andar por las enorme flores de plumas en la cabeza que portaban los danzantes; en tanto el sahumerio con incienso de Huaquechula que anuncio la danza de la Santa Cruz lleno de aroma la cuesta arriba a la explanada.

Ya en la Neototiloyan, los anfitriones abrieron el baile y agradecieron a los asistente al final de su danza lanzando fruta y dulces que portaban en sus canastas de flores, por su parte los charros de a pie repartieron el mezcal preparado para la ocasión.

Dos horas trascurrieron entre música, danza, color y alegría, los dos últimos participantes de los 11 convocados fueron los Técuanes de Acatlán de Osorio y los voladores de Cuetzalan quienes arrancaron los aplausos de los presentes.

Es preciso señalar que cada vez es mayor la participación de niños y jóvenes en esta actividad, lo que significa que las danzas perduraran por muchos años más y que el objetivo de la fiesta de Atlixco se ha cumplido, tal cual lo pensó Stange Noe ‘Cayuqui’, el padre del Atlixcáyotl cuando concibió la idea de una investigación antropológica para rescatar las danzas en la entidad poblana.

En el acto estuvieron presentes: Cayuqui, autoridades locales actuales y electas, quienes coincidieron al final del evento que sin duda alguna Atlixcayotontli se ha consolidado en este 2018; “el trabajo ha sido fuerte, pero sin duda alguna aquí, hoy está el resultado, tenemos casa llena y cada año estoy seguro que será mejor la respuesta, porque esta es la fiesta de los de aquí, de los de Atlixco”, apuntó el alcalde José Luis Galeazzi Berra, principal promotor de este evento y gracias a que en su gobierno se le ha dado más apoyo, así como el reconocimiento a Cayuqui, como el creador de estas fiestas.

Por su parte Guillermo Velázquez Gutiérrez, alcalde electo apuntó que el cómo pate de la asociación civil durante estos años ha constatado el trabajo que se realiza por ello durante su gestión esta fiesta contara con más apoyo y crecerá.

Finalmente Guadalupe Muciño, diputada electa garantizó que legislara en pro de la cultura, de estas fiestas en particular; “haremos que el patronato del Huey Atlixcáyotl regrese a los atlixquenses y que el Atlixcayotontli tenga mayores apoyos para su realización, es uno de mis compromisos en este tema”, aseguró.

La fiestas cerro con el calabaceado encabezado por los anfitriones en donde como es costumbre las rejas de la explanada se abren para que los espectadores suban a bailar con los danzantes y se convierta en una fiesta en familia, posteriormente en el parque el ahuehuete se sirvió el alimento para todos los participantes, organizadores, autoridades y público en general.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre