A finales de este mes, el Ayuntamiento de Puebla tendrá listo el nuevo Atlas de riesgo, mismo que se mandó a actualizar luego del sismo del 19 de septiembre, informó Gustavo Ariza Salvatori, director de la unidad operativa de Protección Civil municipal.

Detalló que, hoy en día, la capital poblana cuenta con tres fallas geológicas, dos de ellas surgieron tras el terremoto del año pasado: Centro Histórico, específicamente en las inmediaciones de San Francisco y de Angelópolis, además de la ubicada en Puebla-Tlaxcala, pero esta existía desde hace aproximadamente 35 años y está a 17 kilómetros de profundidad.

Ariza Salvatori no descartó la aparición de un número mayor de fracturas en la corteza terrestre, pero esto se constará en el nuevo atlas de riesgo, que será entregado a la siguiente administración para que inicie con las medidas de reforzamiento.

“Posiblemente no arroje datos adicionales, pero lo que les quería decir en la actualización se ve en todos los puntos”.

Dejó en claro que estas apariciones no implican riesgo a la población, pero sí cuando se genere un movimiento de gran dimensión de ahí la importancia de tener el documento actualizado.

Refirió que, al momento, no saben cuántas personas están situadas en las tres fallas y las implicaciones que tendrían si es que se trasladan a otro sitio: “quiero decirles que las fallas no representan un epicentro sísmico sino que son lugares donde se puede mover la tierra cuando un sismo, pero no precisamente debe ser que ahí ocurra un sismo”.

Agregó que, hace dos meses Protección Civil pidió la actualización del Atlas por lo que están a tiempos los especialistas para entregarlo, y finalizó diciendo que las tres fallas sí registran movimiento, pero no significan riesgo a la población.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre