Foto: Imelda Medina

La tradición prehispánica del trueque se volvió a vivir en el municipio de San Pedro Cholula, cientos de comerciantes se apostaron en la Plaza de la Concordia para realizar el intercambio de productos y mantener viva una práctica que desde los primeros habitantes de Cholula se llevó a cabo. Fueron miles de visitantes, quienes acudieron a ser testigos de esta acción, una de las pocas que se preserva en el país.

Como ha sido ya una tradición cada 8 de septiembre, los comerciantes y artesanos de la región acuden a dar gracias a la Virgen de los Remedios, a quienes le solicitan que sus ventas mejoren, posteriormente se colocan en la Plaza de la Concordia para comercializar sus productos desde las hierbas, frutas, chiles, artesanías de barro y madera así como incienso y copal, inundan el ambiente en este escenario.

Todo lo que se requiera para el hogar o para la preparación de diversos guisos se puede encontrar en este día, donde comerciantes de los pueblos vecinos de San Nicolás de los Ranchos, Calpan, Huejotzingo así como de otras partes del país como Morelos, Chiapas, Oaxaca se dan cita para lograr la venta de sus productos, tal y como Pablo Muñoz y su familia lo realiza. Y es que Pablo, narró que desde los 9 años asiste a ser parte de trueque para vender sus canastos de palma. Hoy a sus 70 años, reconoció que sólo un día al año pueden encontrar mejores ventas y lo aprovechan.

“Yo tenía nueve años cuando comencé a venir, el trueque ha ido cambiando, antes se intercambiaban los productos según lo que necesitara la población, y hoy ya hay quienes también aceptan dinero, ropa, juguetes o comida por algunos de los productos”, señaló el comerciante de chiquihuites y petates, quien acompañado de su esposa e hijos, manifestó que este es su principal sustento.

Foto: Imelda Medina

Otros comerciantes de hierbas, señalaron que hoy en día pocas personas conocen el valor de las mismas y por ello, en este día de trueque aprovechan para venderlas, tal es el caso de pericón, calanca y  la menta, las cuales ayudan a mejorar la salud de las personas.

La titular de turismo en la comuna, Graciela Herrera Tochomi, subrayó que ha sido difícil mantener esta tradición en el municipio y en este año, se decidió que por tres días los comerciantes pudieran ofrecer sus productos, será este domingo el último día para tener una mejor venta.

“Las necesidades cambian, no a todos les queda bien realizar un intercambio por productos, la vida actual ya no es como la prehispánica, porque ya difícilmente se tienen las necesidades cubiertas, sin embargo, los alimentos, los juguetes, la ropa, utensilios de cocina mantienen este intercambio. Y para que se mantenga es necesario venir con la intención de ayudar a los comerciantes, no abusar de la intención del trueque y que ellos también se vayan conformes”.

La afluencia de visitantes no se hizo esperar poco antes de las 9:00 de la mañana la plancha del zócalo municipal lucía totalmente abarrotada para ser parte de esta representación del trueque donde la moneda perdió por un par de horas su valor.

Foto: Imelda Medina

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre