El piloto del automóvil 28, Rubén Rovelo conquistó la bandera a cuadros en la octava fecha de la Nascar Peak México Series, prueba que se vivió en todo su esplendor este fin de semana en el autódromo Miguel E. Abed de Amozoc, recinto que lució un lleno total en sus gradas.

La emoción de la velocidad, el rechinar de las llantas, el olor a aceite quemado y la belleza de las edecanes fue parte de lo que se vivió en la competencia, la cual por segunda vez en el año visitó en autódromo de Amozoc. Cientos de aficionados vibraron con este serial, y se fueron satisfechos con las acciones mostradas en el circuito poblano.

La carrera para Rovelo no fue nada fácil, él durante este par de días había registrado los mejores tiempos y desde el arranque, el piloto de la escudería Ruffles- Grupo Top buscó escalar posiciones, fue en la vuelta tres donde comenzó a hacer funcionar su estrategia para presionar, buscar la punta y no soltar el primer sitio.

“Este triunfo nos pone en la pelea por el campeonato, esta es una carrera especial porque con esta fecha cierro  una victoria en cada una de las plazas de la Nascar México. Me voy contento con el resultado”, expresó el triunfador de la carrera, quien señaló que hoy la afición poblana respondió de gran manera en las gradas.

Algunos de los momentos que fueron aprovechados por el ganador, fue la bandera amarilla en la vuelta 80, donde Rovelo recuperó el primer sitio pero tenía muy pegado a Irwin  Vences, quien al final se quedó en la segunda posición de este serial,

Vences puntualizó que la pelea por los primeros sitios fue muy complicada y aunque el sabor fue amargo por no quedarse con el primer sitio, destacó el trabajo realizado por su equipo.

“Sigo de sublíder, le desconté un poco al primer lugar, seguimos enfocados como equipo. Yo me protegí mucho en la última vuelta, lo tenía que hacer porque ya había perdido el primer lugar y eso molesto a Abraham Calderón, que pudo haberme tocado y generar un accidente y no lo hizo”.

Finalmente, Abraham Calderón señaló que el campeonato se está cerrando y ahora deberán estar buscando no cometer ningún error si quiere aun pelear por el título. “No quitamos el dedo del renglón, seguiremos trabajando más fuerte para tener autos competitivos y seguir en la cima”.

La velocidad de la Nascar emprenderá camino rumbo a Chiapas, donde  se protagonizará la novena competencia del serial, con carrera a celebrarse  el último día de este mes.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre