El presidente de la Mesa Directiva de la LX legislatura del Congreso local, José Juan Espinosa Torres, evidenció un déficit presupuestal de alrededor de 56 millones de pesos que pretenden heredar los actuales diputados de la 59 legislatura, por lo que exigió cuentas claras para este ejercicio fiscal 2018. 

En rueda de prensa, previa al inicio de los trabajos de la entrega-recepción, el día de hoy el presidente de la Mesa Directiva, que entrará en vigor el 15 de septiembre, resaltó que los diputados de Juntos haremos Historia serán muy cuidadosos en la información financiera y legal que recibirán de los que diputados que están de salida. 

En ese tenor, adelantó que este año, los diputados actuales no solo se han gastado los recursos etiquetados para este 2018, por 149.4 millones de pesos, si no además solicitó al gobierno estatal ampliación presupuestal de mas de 30 millones de pesos a la fecha, por lo que exigirán en todo momento que expliquen qué pasó con este dinero, pues estaría  en riesgo el salario de los trabajadores del Congreso como de la operatividad general de la LX legislatura en los siguientes 4 meses. 

Puntualizó que esta situación deficitaria de la que se conoce guarda la administración pública el Poder Legislativo, es consecuencia de la apliquen “discrecional” que llevaron los diputados desde hace 3 años -desde el inicio de su 59 legislatura-. 

Espinosa Torres refirió que para respaldar sus declaraciones que en 2015 aprobaron un presupuesto por 147 millones de pesos y erogaron al final 182 millones de pesos. 

Para el ejercicio 2016, el presupuesto aprobado fue de 144 millones 085 mil pesos y devengaron 189 millones de pesos, para el año 2017, los actuales diputados aprobaron un presupuesto de 145 millones de pesos y devengaron 167 millones de pesos. 

Por lo anterior, sostuvo que se estima que “el 2018 no sería la excepción, pues sabemos que la totalidad del recurso para este año ya fue gastado, pero además habrá una ampliación que ya fue solicitada”. 

Ante este panorama, el diputado del PT, dijo que con esta situación intentan poner en “jaque” a la siguiente administración para que en ellos soliciten una partida adicional de presupuesto para hacer frente a los siguientes 4 meses que faltan del ejercicio fiscal 2018. 

Es evidente que mantuvieron una dependencia presupuestal al contentilo del gobernador, pero no permitiremos que recaiga en esta nueva legislatura  una ampliación presupuestal por su irresponsabilidad en el manejo del dieron. Lo que quieren es que acudamos a pedirle de favor al gobernador Antonio Gali dinero adicional para terminar el año, pero no lo vamos hacer”, comentó José Juan Espinosa Torres. 

Reiteró que los actuales legisladores tendrán que explicar y transparentar la aplicación del recuso para este 2018 que fue aprobado por más de 149 millones de pesos. 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre