Los dos elementos de la Policía Municipal detenidos por estar vinculados, presuntamente, con grupos de huachicoleros fueron dados de baja de la corporación por acumular un número reiterado de faltas más no por el delito en cuestión, ya que su proceso penal sigue abierto.

Durante la comisión de seguridad pública de cabildo, el director jurídico, Felipe Vélez Teista confirmó lo anterior, afirmando que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Justo Huerta y Nepomuceno Gutiérrez, están suspendidos desde marzo de 2017 y, en caso de que la autoridad judicial los absuelva, ellos podrían regresar.

En el desarrollo de la sesión, el líder de los regidores priistas, Iván Galindo sacó el tema a relucir luego de la contingencia en la colonia Villa Frontera provocada por la perforación de un ducto de Pemex.

Sobre lo anterior, la titular de asuntos internos dependiente de la corporación, Rocío Montero, adelantó que se practicaron muy pocas diligencias y, por ello, el expediente se fue al archivo ante la falta de pruebas contra de los uniformados.

“Debemos recordar que el expediente fue iniciado hace casi dos años, se practicaron muy pocas diligencias, cuando llegamos (al lugar) no hubo muchas diligencias, qué quiere decir: que hemos determinado, ya ante la falta de diligencias, se determinó el archivo, sigue la investigación pero no fue demostrada la conducta de los servidores. Realmente no hay elementos para los elementos (sic)”.

Al final, el secretario de la SSPTM, Manuel Alonso dijo que están suspendidos porque no hay una determinación judicial: “son inocentes hasta se demuestre lo contrario”.

Relevante:

En febrero de 2017, los dos elementos fueron sorprendidos resguardando gasolina robada.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre