La feria taurina de Independencia fue desafortunada, primero porque se registró una pobre entrada en el  coso de El Relicario y por la presencia de la fuerte lluvia lo que provocó la suspensión de este festejo. Rafael Ortega y Uriel Moreno “El Zapata” cortaron una oreja cada uno

Con una pobre entrada, la cual no rebaso el cuarto de plaza, se llevó a cabo la primera corrida de la Feria de Independencia. En esta ocasión, la presencia del diestro tlaxcalteca, Rafael Ortega no fue suficiente para asegurar un lleno en la plaza de Toros El Relicario.

Ortega reapareció con su magia en el coso de los Fuertes de Loreto y Guadalupe y con Independiente de 480 kilos logró hacer una faena llena de arte y con ello, cortó la primera oreja de la tarde.

En esta ocasión, el mandatario estatal Antonio Gali Fayad fue parte de los festejos taurinos y  por ello, el rejoneador Cuauhtémoc Ayala le dedicó su actuación. Ayala fue el  primero en pisar el ruedo, se presentó por primera vez en este escenario y aunque tuvo una buena faena con su astado Patriota de 480 kilos, no pudo quedarse con los apéndices y sólo realizó una vuelta al ruedo.

Uriel Moreno “El Zapata” se presentó con “Amigo Gobernador” de 500 kilos, un toro voluntarioso y en la que tuvo que echar mano de todos sus recursos para arrancar los “oles” en el coso poblano. Justo cuando realizaba su faena comenzó a caer un fuerte aguacero, y con estocada certera  acabó con la vida de su burel para quedarse con una oreja.

Mientras daba la vuelta al ruedo, un fuerte aguacero caía en la plaza y ante las malas condiciones se optó por suspender la corrida. El festejo de la próxima semana también se encuentra en duda debido a que este viernes juega Puebla – América y se prevé una entrada similar.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre